Según pudo saber Energía Estratégica, existen altas posibilidades de que la última subasta del Mercado a Término de Energías Renovables (MATER), correspondiente al primer trimestre de este año, quede sin asignaciones en firme.

De acuerdo a información de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), entidad que direcciona las convocatorias trimestrales, hay capacidad de potencia para las dos propuestas solares fotovoltaicas presentadas en la última rueda: 99,4 MW que solicita el parque San Luís Hive III y 60 MW para la central Cristian.

Es decir que es probable que CAMMESA asigne prioridad de despacho para los proyectos. Sin embargo, uno de los escenarios posibles es que luego sean los empresarios los no ejecuten los 250 mil dólares por MW que exige el Gobierno.

No llamaría la atención este desenlace si se tiene en cuenta que durante las últimas cinco convocatorias no hubo adjudicaciones. En casi todos los casos por este mismo motivo.

Fuente: CAMMESA

Para empresarios asiduos a presentarse en estas subastas el Gobierno debiera flexibilizar por lo menos dos puntos del marco regulatorio del MATER.

El principal tiene que ver con el plazo para la presentación de cauciones. Actualmente es de 10 días hábiles una vez obtenida la prioridad de despacho.

Empresarios sugieren extender la brecha y ponen como ejemplo al Programa RenovAr, donde los adjudicatarios gozan de un tiempo aproximado de entre 3 y 4 meses para depositar cauciones, amén de los procesos de prórrogas.

Otro aspecto, que se vincula con el anterior, es el monto de 250 mil dólares por MW pagar. Si bien reconocen que con esta maniobra el Gobierno evita especulaciones, consideran que el monto es excesivo.

Estos planteos fueron llevados de distintas maneras por parte del sector empresario a la anterior gestión de Mauricio Macri, quien comenzó a promover esta actividad en el 2017, pero no obtuvieron respuestas favorables. Ahora el mercado se ilusiona con que la nueva administración contemple estas demandas.

En medio de la crisis económica dos empresas argentinas presentaron parques solares para contratos privados con grandes usuarios