“Hay muy buenas perspectivas”. “El mercado viene creciendo entre el 30/40 por ciento anual”. “El año pasado cerramos muy bien el año y este año proyectamos también un incremento en ventas”. “Hay mejores perspectivas que el año pasado”. Las afirmaciones son de Julián Tuccillo, cofundador y gerente de Desarrollo de Negocio en Sungreen, con respecto a ventas de calefones y termotanques solares térmicos.

Según los especialistas, estos sistemas son capaces de sustituir el consumo de gas natural en un 80 por ciento, achicando fuertemente los números de la boleta de gas y contribuyendo con el medioambiente, reduciendo emisiones de impacto ambiental.

Tuccillo asegura que este año es superador no sólo por el aumento tarifario que está instrumentando el Gobierno nacional sino porque se está consolidando una curva de aprendizaje en la sociedad argentina. “Hay cada vez más gente que consulta”, encuentra.

Otra unidad de negocios de Sungreen es la venta de paneles solares fotovoltaicos. El gerente de Desarrollo de Negocio de la firma cuenta que en un principio se estaban abocando a conexiones de todo tipo pero que ahora están enfocándose a instalaciones más grandes, apuntadas a industrias y empresas.

Señala que si bien hay interés en el sector, todavía falta cierta maduración del mercado. “El gran tema es cómo arrancamos con el MATER y la Generación Distribuida”, problematiza el empresario.

Lea también: «SunGreen creció 50 por ciento en ventas de termotanques solares»

Por un lado dice que el Mercado a Término de Energías Renovables (MATER) tiene la ventaja de contar con una plaza consolidada de interesados (Grandes Usuarios del Mercado Eléctrico Mayorista), pero que aún no tiene incentivos para la autogeneración.

Señala que al no haber paridad de red (igual costo de generación y de cosumo) al Gran Usuario le conviene o quedarse las Compras Conjuntas de CAMMESA o bien formalizar algún contrato con parques de energías renovables del sector privados, pero que no se está tornando una alternativa muy seductora la autogeneración.

“Tenemos muchos proyectos de autogeneración en industrias pero aún necesitamos más claridad en la regulación” del MATER, dice Tuccillo. Y remata: “cuando uno va a vender un proyecto, se perciben inseguridades”.

Por otro lado, dice que lo que tiene el MATER no lo tiene la unidad de negocios a partir de la Generación Distribuida mediante energías renovables.

Explica que si bien aún hay una ley que el Gobierno debe reglamentar (la N° 27.424), de hacerlo el articulado de la normativa prevé la constitución del Fondo para la Generación Distribuida de Energías Renovables (FODIS), destinado a incentivar a los usuarios a colocar paneles en sus casas, pero que aún no hay mercado.

Tuccillo considera que si la Ley de Generación Distribuida se aplicara a mediados de este año, tendrá una inercia de por lo menos 6 meses hasta que se aceiten ciertos procesos y sea adoptada por las provincias. “Es decir el mercado éste no creo que tenga un arranque hasta el año que viene», estima.