20 de julio de 2018

Guido Gubinelli

Por Guido Gubinelli.
[email protected]

Desde Mendoza aseguran que la represa Portezuelo del Viento no será afectada por el ajuste del FMI

Autoridades provinciales aseguraron a Energía Estratégica que el Gobierno nacional continua respaldando el avance de la hidroeléctrica, que costará unos 1.000 millones de dólares. Esperan poder lanzar el Pliego licitatorio en los próximos 45 días. La obra ampliará la capacidad de despacho de la zona, lo que favorecerá a proyectos eólicos y solares.

“Hay confirmación explicita de que Portezuelo del Viento va para adelante”, asegura a este medio Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía y Minería de Mendoza y presidente de la Empresa Mendocina de Energía Sociedad Anónima (EMESA).

El funcionario asevera que el Aprovechamiento Multipropósito Hidroeléctrico de 210 MW, proyectado sobre el río Grande, sigue siendo respaldado por el Presidente Mauricio Macri, a pesar de los rumores sobre una posible suspensión por los ajustes exigidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Seguimos trabajando en la conformación del Pliego licitatorio y en la conclusión de algunos documentos que nos están requiriendo desde el Gobierno nacional. Pero toda la parte de Impacto Ambiental ya está concluida”, explica el subsecretario de Energía y Minería y proyecta: “nuestro objetivo es tener en la calle la licitación en no más de 45 días”.

Guiñazú evoca que Protezuelo del Viento es una vieja deuda que tiene la Nación con la Provincia y resalta que se trata de una obra estratégica para Mendoza; “la más importante”, redobla.

Lea también: «Se lanzó la licitación para El Tambolar, la primera de las represas prometida por Nación con luz verde»

“Este proyecto, además de los beneficios que provocará como la generador de energía de potencia firme y como regulación de riego previniendo riesgos por crecidas, también incluye la construcción de una línea que nos permitirá ampliar el despacho de unos 400 MW, fundamentalmente de energía eólica pero también solar, por el potencial de la zona”, enfatiza.

Y remata: “es un proyecto sólido en el que la Provincia ha invertido varios millones de pesos en poner el proyecto en condiciones, en estudios geológicos, estudios de impacto ambiental, del medio abiótico, estudios sociales, proyectos ejecutivos de líneas, rutas, planes de compensación ambiental; todos proyectos que en paralelo a la central y presa hay que tener listo para llevar adelante la obra”.

De acuerdo a datos oficiales, la represa hidroeléctrica proveerá de energía eléctrica a unos 130.000 usuarios, demandará 5 años de trabajos y empleará a unas 8.000 personas.

Dejanos tu comentario sobre este artículo