14 de marzo de 2018

Guido Gubinelli

Por Guido Gubinelli.
[email protected]

El Senado promueve una nueva normativa de Hidrógeno que modifica a la Ley 26.123

El senador radical Julio Cobos ya presentó un proyecto de Ley que propone modificar a la Ley de Hidrógeno N°26.123, aprobada durante el año 2006 pero jamás reglamentada. ¿Qué cambios propone? Desde la Asociación Argentina de Hidrógeno (AAH2) promueven y respaldan la propuesta.

“La presente ley promueve la investigación, el desarrollo, la producción y el uso del hidrógeno como combustible y vector energético, generado mediante el uso de energía primaria, preferentemente de fuentes renovables; y regula el aprovechamiento de su utilización en la matriz energética”, reza el proyecto S-4328/17 –ver-, presentado por el senador de la UCR Julio César Cleto Cobos.

La propuesta ingresó el año pasado, a fines de noviembre, a poco de finalizar el período parlamentario. Y espera tratamiento este año, primero por la Comisión de de Minería, Energía y Combustibles y luego por la de Ciencia y Tecnología.

“Hoy, a 11 años de su promulgación, la Ley de Promoción del Hidrógeno requiere de una actualización que la ponga a tono con los avances tecnológicos logrados en I+D a nivel mundial y así estimular la inversión del sector privado y el trabajo genuino de los argentinos en este campo, en paralelo a la mitigación del impacto ambiental”, propone Cobos entre sus fundamentos esgrimidos.

En diálogo con Energía Estratégica, Juan Carlos Bolcich, presidente de la Asociación Argentina de Hidrógeno (AAH2), entidad que colaboró con el armado del proyecto, valora la iniciativa del ex presidente y actual legislador.

“El hidrógeno sirve como estrategia para que las energías renovables puedan profundizar en su desarrollo sobre toda la matriz, no sólo en la generación eléctrica, sino en los combustibles automotores, la industria, etc.”, destaca el experto. Y el proyecto de Ley va en ese sentido.

Lea también: «Por ley plantean la utilización de hidrógeno como combustible automotor»

Propone una modificatoria de los incisos ‘j’ y ‘l’ de la vieja Ley 26.123, agregando la incorporación del hidrógeno a “plantas generadoras de energía eléctrica” de generación distribuida; y el fomento a “la investigación y desarrollo de tecnologías que permitan la utilización del hidrógeno como combustible de uso vehicular, agrícola, industrial, marítimo, doméstico-residencial, para transporte público y de carga, y otras aplicaciones no energéticas que demandan combustibles fósiles”.

Además, propone el incentivo al desarrollo de hidrógeno como almacenamiento de energía eléctrica renovable y las bondades de este combustible a base de agua para la producción de fertilizantes (Artículo 3).

Por otra parte, se reflota la idea de la conformación del Plan Nacional del Hidrógeno, donde se pide garantías de implementación de políticas “de modo coordinado con los restantes organismos de la Administración Pública Nacional y de las jurisdicciones provinciales – que hayan adherido a la presente ley – con competencia en la materia”.

Se exige que este programa inicie “su ejecución dentro de los 90 días siguientes al dictado del Decreto Reglamentario de la presente ley”.

Beneficios fiscales y tratados de cooperación

Se propone al Poder Ejecutivo, “además de los mecanismos de financiamiento fiscal establecidos en el Capítulo VII Régimen Fiscal Promocional de la ley 26.123, otros beneficios promocionales, no retornables, retornables, con periodo de gracia, de plazo extendido, con tasas preferenciales, entre otros instrumentos financieros que promuevan las acciones de fomento y desarrollo del hidrógeno”, señala el texto.

Además, apunta a “impulsar, a través del Poder Ejecutivo, la ejecución de mecanismos de cooperación internacional tales como acuerdos de financiamiento conjunto, de cooperación fiscal, de integración regional y latinoamericana, de tratamiento diferenciales, entre otros”.

Lea también: «Japón interesado en invertir en la Argentina para desarrollar hidrógeno»

“El régimen dispuesto por la presente ley tendrá una vigencia de 20 años a contar desde el ejercicio siguiente al de la promulgación de la misma”, cierra el proyecto de Ley. Pero indica que podría extenderse el plazo de considerarse necesario.

“Es un proceso de políticas de estado que nos puede llevar algunas décadas pero cuanto más se haga todo va a constituir al manejo propio de la energía y al desarrollo de ejes ambientales y sociales”, subraya Bolcich, quien destaca el recorrido que ya están dando países como Japón o de Europa donde proyectos de este tipo son impulsados por el Estado y “resuelven problemas de fondo energéticos”.

Un Comentario

  1. Avatar Julio dice:

    Soy Técnico Mecánico, necesitaría q se contacten conmigo, tengo un proyecto y necesitaría contactarme con el Sr Bolcich, Juan Carlos, directamente. En Argentina tenemos más de lo que creemos tener. Porque no sabemos ver. Mi celu es 351 6639261. Sin otro particular le saludo a Ud muy atte a la espera de una pronta respuesta. Gracias.

Dejanos tu comentario sobre este artículo