No fue una buena Navidad para el sector energético renovable en México. Enterarse por medios extraoficiales de que la CFE preparaba una batería de cambios a las reglas del mercado eléctrico fue un trago amargo duro de dejar pasar.

Las asociaciones civiles que nuclean a empresas de esta industria se conmocionaron al leer en detalle el pliego petitorio, puesto que las actualizaciones y revisiones que propone el directorio de aquella estatal afectará a privados dedicados fundamentalmente a la tecnología eólica y solar.

Según el documento al que tuvo acceso Energía Estratégica, el interés de la CFE es modificar “la regulación de manuales, resoluciones y acuerdos” respecto a 14 temas estratégicos de acción inmediata. De allí, tres medidas impactarán directamente al sector de renovables si se aprueban:

  • establecimiento de una tarifa de respaldo para generación renovable variable;
  • revisión de los esquemas de contraprestación a la generación distribuida;
  • y –un punto que parecía ya cerrado– emisión de Certificados de Energías Limpias (CEL) a centrales de la CFE previas a 2014.

“Están tratando de acabar con el mercado eléctrico mayorista”, acusó el Javier Romero Durand, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Fabricantes de Equipos Fotovoltaicos (AMFEF) y secretario de asuntos industriales de la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES).

Frente a las trabas con las que se fueron encontrando las empresas en el inicio de año, muchas fueron virando hacia el mercado legado para recibir los beneficios de ese tipo de contratos. Este es un punto que también fue advertido por la CFE y en el que planea intervenir. Al respecto, Javier Romero Durand señaló que “las empresas lo están haciendo porque no le están dando posibilidades de tener acceso a energía más barata a través del mercado eléctrico mayorista”. 

Este cierre de puertas encaminarían a que sólo la CFE disponga. De allí, es que ya se prevé una serie de Disposiciones en donde no se permita la entrada a nuevos asociados a proyectos legados, evitando ampliaciones de los mismos.

Traducido en simples palabras, la lógica de CFE sería: “No permito que entren nuevos jugadores. Si tienes excedente de energía, me la vendes a mí al precio que yo diga”.

Esta intermediación de los contratos legados preocupa fundamentalmente al sector eólico que participa en su mayoría en el sector eléctrico mayorista y de contratos legados.

Javier Romero Durand, director ejecutivo de AMFEF y secretario de asuntos industriales de ANES.

El sector fotovoltaico por su parte también está intranquilo pero fundamentalmente porque se les querría quitar la venta total. ¿Cómo se podría dar esto? El referente de AMFEF y ANES repasó:

“Ellos dicen que no se pude tomar el precio marginal local porque este no incluiría los costos que tiene la CFE; entonces, proponen lo que ellos llamaron: costo de oportunidad”.

“Ese nuevo costo es un promedio de lo que ellos pagan por energías renovables en las subastas. Pero es contradictorio, porque están en contra de las subastas y quieren los beneficios de los costos de las subastas”.

“Esperan inclusive que este sea para generación distribuida también; pero este no puede aplicar porque la generación distribuida estás generando en el mismo punto de consumo y no hay costo –o es mínimo– de distribución y transmisión, no estás congestionando tu red local, cosas que el precio marginal local tampoco incluía. Es un argumento cínico para pagar menos”.

Es llamativo que se dé esta animosidad contra las tecnologías renovables puesto que sólo la solar, según el especialista consultado, cubriría con su generación 76 horas sobre 100 de los momentos más críticos del sistema eléctrico.

El empresariado se ha demostrado capacitado para convertir a México en una referencia para el sector de las energías renovables en Latinoamérica pero en el último año ha encontrado trabas para continuar con un desarrollo maduro y continuado.

Y aunque por el momento, no se muestren oportunidades de negociación, el reto que asumen los privados implicaría evaluar qué puntos de los 14 pedidos urgentes solicitados por la CFE pueden pelearse y en cuáles se podrá ceder. De allí, las asociaciones del sector renovable buscarían tener una acción coordinada para poder defender la actividad.

Descargar petitorio de CFE