Salta es una de las pocas provincias del país que cuenta con un marco regulatorio propio de Generación Distribuida mediante energías renovables, que le permite a sus usuarios inyectar energía limpia a la red.

Con el objetivo de aprovechar su gran recurso solar y reducir consumos de gas natural o GLP, este año instrumentó un plan para incentivar el consumo de calefones solares, denominado Sol en Casa, que ya empezó a dar sus primeros pasos.

Para potenciar ambas iniciativas y acercárselas a la ciudadanía, la Secretaría de Energía provincial, junto al CONICET, desarrolló el aplicativo “Sistema de Información Solar Salta” (SISol Salta) –VER EN LÍNEA-, un sistema interactivo de consulta que permite estimar el potencial solar en los distintos puntos de la provincia.

“La idea es que esto sea una herramienta que ayude a la ciudadanía a tomar decisiones en cuanto al recupero de la inversión de uno de estos equipos solares (calefones o paneles fotovoltaicos), teniendo en cuenta ubicación geográfica y nivel de consumo”, destaca en diálogo con Energía Estratégica el Secretario de Energía, Marcelo Juri.

El funcionario señala que SISol Salta aún se encuentra “en etapa piloto”, y está terminando de incorporar observaciones que sugirieron del sector académico y empresario. “Calculamos que en los próximos días va a estar en funcionamiento al 100 por ciento”, enfatiza.

Lea también: «Plan Sol en Casa: el Gobierno de Salta se prepara para entregar los primeros calefones solares»

Hasta el momento la aplicación permite calcular, de acuerdo al nivel de radiación solar de cada zona, variables de consumo y generación, sea de energía eléctrica, mediante paneles fotovoltaicos, o energía térmica, a través del uso de calefones solares.

Cabe destacar que a fines del 2014, la provincia de Salta aplicó su Ley de Balance Neto N°7.824, que habilita a usuarios residenciales, comerciales e industriales a compensar su consumo de energía eléctrica con energía renovable.

Según el cuadro tarifario de EDESA, correspondiente de agosto a octubre, por cada KWh inyectado, el Gobierno de Salta pagará 5,6687 pesos si es energía solar, 2,3845 pesos si es de biomasa, 1,6568 pesos si es de origen eólico y 1,5594 pesos si es hidráulico.