La semana pasada, CAMMESA publicó las previsiones del comportamiento de la oferta energética comprendido desde el presente mes de mayo hasta octubre próximo, en un informe titulado ‘Programación Estacional Definitiva’.

Este documento viene a traer más certezas que la Programación Estacional Provisoria publicado por la propia entidad el 20 de marzo pasado, horas antes de que se decretara el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO).

Ese primer informe no tuvo en cuenta los efectos del Coronavirus y proyectaba una entrada en operación comercial de 2.124 MW de energías renovables no convencionales y 898 MW de generación termoeléctrica.

Ahora, la programación actualizada estima serán 1.795 MW de energías renovables no convencionales (234 MW MATER) y 844 MW termoeléctricos la nueva potencia que podría empezar a funcionar en el período mayo-octubre.

El informe señala que esos casi 2 GW están conformados por: 1.090 MW eólicos; 611 MW solares fotovoltaicos; 90 MW de bioenergía (biomasa, biogás y biocombustibles); y 4 MW hidráulicos.

Fuente: CAMMESA

Precio de la energía

Otro aspecto que se desprende del informe de la Programación Estacional Definitiva de mayo a octubre es que la demanda total rondará los 65.066 GWh.

Según los cálculos de CAMMESA, el precio promedio de esa energía rondará los 65,55 dólares por MWh.

El grueso del costo de generación irá a parar al sector termoeléctrico, ya que representarán el 70% del total. Las renovables sólo ocuparán el 9,2%, representado en: 5,3% eólico; 1,4% solar fotovoltaico; 2,1% bioenergías; y 0,4% hidráulico.

Fuente: CAMMESA