A través de la Resolución Ministerial N° 292-2018-MEN/DM (Descargar) publicada el 2 de agosto de 2018, el Ministerio de Energía y Minas hace suerte de pre-publicación del Decreto Supremo que aprueba el Reglamento de la Generación distribuida en Perú.

Este proyecto de reglamentación de la generación distribuida presenta dos divisiones: la primera denominada Mediana Generación Distribuida (MGD) con capacidad mayor a 200 kW y menor a 10 MW, que fue planteada para la comercialización en el mercado mayorista, a través de contratos PPA.

La segunda, denominada Microgeneracion Distribuida (MCD), que establece una capacidad máxima de 200 kW, es decir, pensada para el autoconsumo de energía renovable.

Hasta ahora, el mercado no logra despegar como su potencial lo ofrece, por eso el Ministerio de Energía empezó a trabajar ya en 2018 en un nuevo marco legal que haga más atractivas las conexiones para los usuarios particulares, sean comerciales, industriales o residenciales.

El director general de Eficiencia Energética del Ministerio de Energía y Minas, Javier Campos, contó en una entrevista exclusiva para Energía Estratégica que “se está reformulando la propuesta”, por lo que confía que “en un mediano plazo podemos estar contando con este reglamento aprobado”.

¿Cuándo saldría publicado? “Hubo por parte del ministerio una prepublicación del reglamento de generación distribuida que ha recibido bastantes aportes”, valora el funcionario.

En cuánto a la tarifa que se reconocerá al prosumidor, crucial para motivar las conexiones, Javier Campos aclara que “ese tema continúa en evaluación”.

Sin embargo, deja entrever una señal al mercado sobre lo que está pensando el Gobierno peruano: “Seguimos bastante de cerca la experiencia chilena tanto en el desarrollo de energías renovables como de generación distribuida y movilidad eléctrica”.

Actualmente, Campos explica que “la generación con autoconsumo no cuenta con ninguna restricción y en su momento esta podrá inyectarse a la red de existir algún remanente de energía”.

Para ello, puntualiza que “contemplamos medidores bidireccionales que permitan leer el ingreso y salida de energía para dar funcionamiento en ese caso a generación distribuida”.

El sector privado, por su parte, espera que el Ministerio de Energía facilite los trámites de conexión y disminuya los gastos innecesarios que encarecen las inversiones minoristas.

Además, solicitan planes de financiamiento para amortizar la compra de equipos, así como un incremento del límite de potencia permitido por instalación, actualmente anclada en 200 kW, la más baja en la región.

Javier Campos, director general de Eficiencia Energética del Ministerio de Energía y Minas.