Durante el evento Colombia Wind Power, organizado por SER Colombia y la GWEC, uno de los principales temas tuvo que ver con los resultados obtenidos en la subasta a largo plazo de energías renovables y cómo debiera continuar desarrollándose el mercado.

“Es un paso gigantesco en la incorporación de las renovables en el Sistema Interconectado colombiano”, destacó Mauricio Llanos Beltrán, Líder del equipo de Asuntos Regulatorios de Celsia, en el panel denominado “Análisis de la Primera Subasta de Contratación a Largo Plazo de FNCER”.

“Después de un proceso de discusión muy interesante, del que se aportó desde diferentes ópticas, se arribó, como primer esfuerzo, a una solución para hacer realidad las energías renovables en el país, lo que nos sirve para reflexionar sobre qué pasos debemos continuar hacia adelante”, indicó el directivo.

En ese sentido, Llanos opinó que “la subasta sirve para demostrar que las eólicas y la solar son competitivas en el mercado colombiano”, dado que los precios obtenidos rondan los 28 dólares por MWh a pesar de que los contratos PPA son a 15 años (no a 20 como sucede en el mundo) y en pesos colombianos, y no en dólares, y con contratos por bloques de generación de energía.

En esa línea, el referente de Celsia enumeró algunos cambios a tener en cuenta. “Un elemento que debe revisarse a futuro es la participación obligada de la demanda. También el hecho de que en la subasta no participen sólo proyectos eólicos y solares: creemos que estas tecnologías están en capacidad de competir con otras tecnologías”, como las termoeléctricas e hidroeléctricas, sostuvo.

“Creemos que es muy interesante que eso se analice para los próximos ejercicios”, remarcó el ejecutivo, al tiempo que también resaltó que, para la empresa, sería oportuno que los contratos se celebren a una extensión no menor a los 15 años fijados.

“Con 10 años nosotros creemos que es incentivará de manera suficiente la entrada de proyectos, básicamente porque la dinámica de los costos de la tecnología es muy fuerte y la reducción puede ser importante”, justificó Llanos Beltrán.

Proyectos de Celsia: 25% de renovables al 2025

Celsia participó en la subasta de energías renovables no convencionales no sólo como comercializadora, bajo el nombre de Celsia Tolima, sino también como generadora a través de su subsidiaria ‘Empresa de Energía del Pacífico’, con la que resultó adjudicataria de dos parques eólicos: Camelia, de 250 MW, y Acacia 2, de 80 MW.

“Tenemos cerca de 1 GW entre proyectos solares y eólicos y esta subasta nos permite consolidar una parte importante de estos emprendimientos”, resaltó Llanos Beltrán.

El Líder del equipo de Asuntos Regulatorios de Celsia destacó que este hito permite a la compañía a acercarse a uno de sus objetivos: que en los próximos cinco años, en Colombia, lleguen a incorporar más del 25% de su potencia instalada a través de energías renovables no convencionales.

Uno por uno, los contratos entre generadores y comercializadores que se definieron en la subasta de renovables de Colombia