Recientemente, voceros del BID Invest anunciaron que celebrarán un Memorando de Entendimiento con el BID y al banco de desarrollo colombiano Bancóldex, para empezar a financiar proyectos de energías renovables no convencionales.

De este modo, el Banco Interamericano de Desarrollo pretende desplegar “un abanico de fórmulas de financiación, en las que se incluye una facilidad de crédito, así como garantías por un monto estimado de hasta 1.000 millones de dólares”, James Scriven, gerente general del BID Invest, en diálogo con Portafolio.

La alianza con Bancóldex permite a las multilaterales contar con su experiencia local en financiamiento de proyectos. Además, prevé la posibilidad de acordar nuevas áreas y actividades de cooperación para otros desarrollo de energías renovables.

Esta es una noticia interesante para los desarrolladores. Durante el 2019, el Ministerio de Minas y Energía adjudicó 14 proyectos en la subasta a largo plazo y en la de Cargo por Confiabilidad, por más de 2.200 MW. Nueve de ellos eólicos, todos ubicados en La Guajira, y 5 solares fotovoltaicos, situados en el centro y norte del país.

Fuente: MinMinas

Muchas entidades financieras ven con buenos ojos los desarrollos en La Guajira por los recursos excepcionales de la zona, no sólo en materia solar sino, y sobre todo, eólicos, donde el factor de capacidad supera el 50%.

Sin embargo, un riesgo latente para los proyectos adjudicados son los atrasos que pudiera haber en la construcción de la línea de 500 kV “Colectora”, la que permitirá despachar la energía que generen las centrales eólicas a los centros de consumo.

La fecha de terminación de la línea ya se pasó de enero a noviembre del 2022, pero podría haber nuevos atrasos si es que no se consiguen los permisos correspondientes. Este escenario genera recelo entre las entidades financieras a la hora de evaluar los proyectos eólicos de la zona.

Cabe destacar que el Gobierno nacional y el de La Guajira, junto a las empresas comprometidas, están trabajando para que la obra esté terminada en tiempo y forma.

Riesgo línea “Colectora”: la incertidumbre de entidades financieras sobre los proyectos de la subasta de renovables en Colombia