El Gobierno federal reconoce un aumento de la demanda de energía eléctrica en la península de Yucatán cercano al 3.9% anual. Como respuesta a aquello propuso el Programa Integral de Energía para esta región que incluye a Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

Entre los principales puntos que incluye aquella planificación se contemplan 6 proyectos para constituir 1140 MVA de capacidad de transformación y trazar 193km de líneas de transmisión a ser construidos entre 2020-2024. Esto equivaldría a una inversión de 4300 millones de pesos mexicanos.

Adicionalmente, a través de la filial CFEnergía se llevarían a cabo las obras de la segunda fase de un gasoducto (Cuxtal II) que conectará Valladolid con Cancún (158 km) y las centrales eléctricas de ciclo combinado Mérida y Cancún, de 493 MW cada una.

Si bien, estos casi 1000 MW que generarán a partir de gas llegan para desplazar diésel, expertos del sector energético mexicano advierten que esto también desplaza opciones menos contaminantes e incluso con mayor potencial por desarrollar.

“¿porqué es una mala idea? Porque la península de Yucatán tiene un potencial solar enorme y eólico importantísimo también ¿para qué amarrarse a más gas?”, opinó a través de su cuenta de twitter Victor Ramirez, vocero de la Plataforma México, Clima y Energía (PMCE).

El principal motivo de elección por esta tecnología de generación a los que se refieren tanto autoridades del Gobierno federal como de la CFE, es el “precio más barato”.

Pero ¿es realmente el gas la fuente de generación más competitiva? o ¿existen otros costos se están omitiendo en el análisis? Para clarificar este tema, Energía Estratégica consultó al referente de PMCE, quien respondió:

“Es correcto. Se está omitiendo otros costos. Pero más que costos creo que es el querer que la construcción la haga CFE y la desconfianza en el privado y en la tecnología. Ambas delicadas”.

Por su parte, durante la presentación de este “programa integral”, el presidente Andrés Manuel López Obrador justificó la elección de estas centrales térmicas a gas para acabar con los cortes de luz en Yucatán.

¿Los cortes se debieron a faltante de energía eléctrica exclusivamente firme?

“Pues es algo curioso”, indicó Victor Ramirez. “De hecho CFE había dicho que fue por daño en las líneas de transmisión por quema de caña. Lo que hay es falta de capacidad firme por falta de gas. Pero en teoría, con solo meter gas, las ciclo combinado ya existentes deberían atender con suficiencia la demanda en la región”, aseguró, esto tampoco justificaría la decisión de incorporar 986 MW térmicos adicionales.