La plataforma México, Clima y Energía (PMCE) promueve ideas sostenibles con la motivación de acelerar la transición energética hacia fuentes no contaminantes y así hacer frente a los desafíos del cambio climático.

Entre ellas, la iniciativa del Bono Solar buscaría generar beneficios climáticos, sociales y económicos, como garantizar la electricidad a bajo costo y un suministro eléctrico que empodere a los usuarios.

Victor Ramírez, vocero de PMCE, accedió a brindar una entrevista a Energía Estratégica México para brindar más precisiones al respecto. 

¿A qué hace referencia el “Bono solar” en México?

El espíritu del Bono Solar es el de un instrumento financiero que puede amortizar la adquisición de sistemas de generación distribuida mediante energía solar. Nosotros creemos que además ese es el medio por el cual se puede suplir al subsidio eléctrico. Fue revisado por la administración anterior y, de hecho, también por la administración actual. Puede que cambie de nombre pero el concepto sigue siendo el mismo.

¿Cómo es el escenario en el que el Bono solar surge como respuesta?

El sistema eléctrico tiene 43.5 millones de usuarios y de esos 40 millones están en tarifa subsidiada. A partir de allí, hay quienes afirman que México tiene entre 45 a 120 mil millones de pesos gastados anualmente como subsidio eléctrico. Este subsidio se aplica directamente a la facturación de los usuarios del suministro básico de energía.

La idea ahora es que esos recursos dejen de destinarse a un subsidio a la factura y se apliquen para la adquisición de paneles solares. Con su aprovechamiento para generación distribuida, los usuarios estarían generando gran parte de la propia energía consumida, en 10 años terminarían de pagar el costo inicial y se mantendría una facturación muy baja por los siguientes 25 o tal vez 30 años.

Además de acabar con el subsidio, ¿qué otro efecto tendría su aprovechamiento?

Generaríamos más energía limpia y miles de empleos de calidad para la instalación de todos los nuevos equipos que se confirmarían a partir del Bono Solar.

¿Solo PMCE trabaja esta iniciativa?

No. Fue creada y lleva varios años siendo trabajada desde una asociación civil que es Iniciativa Climática de México (ICM), que ha hecho los estudios tanto técnicos como financieros para su desarrollo a lo largo y ancho del país. Ahora, ICM está buscando implementar un proyecto piloto de este tipo para ver la viabilidad del modelo.

La plataforma México, Clima y Energía (PMCE) está conformada por varias asociaciones y ONGs, entre ellas ICM, por lo que se retoma esta idea y se insiste en su implementación.

En esta red de diálogo y colaboración, ¿qué otras ideas están tratando para acelerar la transición hacia renovables?

Entre las más importantes se encuentra la generación distribuida colectiva, el uso de calentadores solares de agua y además se está trabajando sobre otros mecanismos que impulsen el uso de más energías renovables como la eólica y solar.

Entre los puntos que el Gobierno adelanta que trabajará está incluir a las comunidades a la generación de energía, ¿se han visto iniciativas al respecto? 

Es muy interesante esa parte. El bono solar va muy en línea con esos puntos.

Autoridades federales ya han presentado como propuesta en algunos foros la instalación de 4.8 millones de techos solares. Nosotros no encontramos ahora otro modelo que no sea el Bono solar para hacer esa propuesta sostenible y que no sea sólo entregar paneles. El Bono solar hace responsable al usuario final. Gracias a eso, nosotros tenemos la convicción de que el objetivo de tener muchos millones de techos solares –y además en usuarios que puedan estar en situación de pobreza y de marginación– se pueda alcanzar con este mecanismo sostenible financieramente.

¿Qué expectativa tienen de la implementación de este Bono solar? ¿podrá ser este año? ¿dependerá del legislativo o del ejecutivo?

Más que un asunto del legislativo es del ejecutivo. Es una decisión que tiene que tomar la Comisión Federal de Electricidad como el operador del sistema de distribución y Secretaría de Hacienda.

Nosotros creemos que puede tener su respuesta afirmativa prontamente porque tiene un componente social muy fuerte, que permitiría el desarrollo del país.