El nivel de ofertas que recibió el Ministerio de Energía y Minería de la Nación la semana pasada fue desmesurado. Desde 21 provincias de todo el país se presentaron 228 propuestas por 9.401,7 MW.

De ese volumen, Mendoza participó con 24 proyectos: 14 parques solares por un total de 471,4 MW; 9 pequeños aprovechamientos hidroeléctricos por 27,28 MW; y un proyecto eólico de 19,8 MW. En suma, son 518,5 MW que representan casi la mitad de la potencia que está licitando el Gobierno nacional en esta Ronda 2.0 (1.200 MW).

En diálogo con Energía Estratégica, Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía y Minería de la Provincia, cuenta que las posibilidades de adjudicar “dependen del tipo de tecnología”.

“Tenemos una buena expectativa respecto a los pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, entendemos que la oferta que tiene Mendoza es la más competitiva de Argentina y calificada técnicamente por Emesa (empresa del estado mendocino)”, señala el funcionario.

Cabe destacar que se han presentado ofertas por 32 MW en el rubro de mini centrales hidroeléctricas, cifra por debajo cupo licitado por el Gobierno nacional (50 MW), por lo tanto, si todos los proyectos calificaran desde lo técnico serán adjudicados.

“Con respecto a los aprovechamientos solares, hay una oferta enorme en la región, y, al igual que en el rubro eólico, tenemos una expectativa moderada”, manifiesta Guiñazú.

Mendoza deberá competir con San Luís y con San Juan en el segmento solar dentro de la región ‘Cuyo’. Y Guiñazú reconoce las grandes condiciones de San Juan como favorita de la zona, no sólo por la cantidad de proyectos (27 por un total de 1.633 MW) sino porque cuenta con un mayor potencial de recurso, al estar geográficamente más beneficiado.

No obstante, lo último que pierde son las esperanzas: “hemos seleccionado inversores que son potentes desde el punto de vista financiero y operativo, y esperamos que esa conjunción, sumada a las calidades de los proyectos nos permitan compensar el menor recurso de nivel energético que tenemos”, declara el funcionario.

En cuanto al rubro eólico, Mendoza compite con ‘El Sosneado’ de 19,8 MW. “Es una picardía no haber podido presentar un proyecto más grande, lo que nos hubiera dado un poco más de competitividad por escala, pero en definitiva, como es un proyecto de ampliación de El Sosneado 1, probablemente podamos llegar a resolver parte de los costos fijos del emprendimiento”, analiza el subsecretario.

Lea también: «Luz verde a Mendoza para la radicación de fábricas de paneles fotovoltaicos»

Consultado sobre los valores máximos por MWh que fijó el Ministerio de Energía en los segmentos eólico y solar, Guiñazú resalta: “no es el precio máximo el que nos preocupa, sino el nivel de agresividad que se puede llegar a presentar”.

La participación de Emesa

Cabe aclarar que Emesa ha impulsado más de la mitad de los proyectos con los que se ha presentado la provincia. Los otros han sido ofertados por capitales puramente privados.

Con respecto a ello, Guiñazú aclara que la empresa mendocina funciona sólo como desarrolladora de emprendimientos, los cuales luego se sostienen con inversiones privadas, a diferencia de otras firmas de estados provinciales que están participando en el Programa RenovAr.