A principios de este mes, AySA firmó un contrato PPA (de abastecimiento de energía) con Central Puerto para la contratación de 10 MW de energía eólica a un plazo de 10 años y por un precio de 61,5 dólares por MWh.

Según la empresa demandante, este acuerdo le significará ahorros de energía por 1,5 millones de dólares al año.

Julián Donadón, Director de Apoyo Logístico de la Gerencia de Energía de la compañía de aguas, confía a Energía Estratégica que, tras encontrar esta experiencia tan positiva para la empresa, lanzarán una nueva licitación próximamente por otros 10 MW.

“El ahorro va a ser importante. AySA paga en el mercado a CAMMESA un precio de demanda base de alrededor de 70 dólares (por MWh) y para la demanda excedente unos 75 dólares”, comenta el directivo. Cabe destacar que la empresa de aguas también mantiene un contrato de Energía Plus con Termoandes (de AES Argentina) a un precio de 64 dólares por MWh.

Este nuevo acuerdo con la empresa de Nicolás Caputo (uno de los accionistas de Central Puerto) por 10 MW permitirá abastecer cerca de un 14 por ciento del consumo total de las 25 plantas que tiene AySA que califican como Grandes Usuarios (consumo de demanda desde 300 kW) del Mercado Eléctrico Mayorista.

Donadón cuenta que este contrato comenzará a regir en agosto, cuando la compañía de aguas manifieste la salida de 10 de sus principales plantas potabilizadoras de agua de las Compras Conjuntas con CAMMESA (el Estado).

Lea también: «Central Puerto se quedó con la licitación para proveer de energía renovable a AySA: renegocian precio y plazo del contrato»

La contratación de otros 10 MW permitiría a AySA llegar a un 28% de su consumo eléctrico con energías renovables de no ser que la empresa continúa desarrollándose. Actualmente está ampliando dos de sus más importantes plantas.

No obstante, a partir de estos contratos, con seguridad la compañía supere el 20% de consumo obligatorio de energías limpias para los Grandes Usuarios del MEM (demanda desde 300 kW) que el Gobierno fijó recién para el 2025 a través de la Ley 27.191.

Donadón destaca que este apetito por incorporar más energía limpia obedece a una cuestión medioambiental y, sobre todo, económica.

En ese sentido, el directivo cuenta que están analizando dar un paso más. “Desde la Dirección de Apoyo Logístico estamos evaluando la construcción de un parque para autogenerar energía, porque la idea será alcanzar un 100% de energías renovables”, resalta.

Comenta que si bien el proyecto todavía se está gestando, al punto que están revisando si será eólico o solar, la intención será abastecer un 50% de la energía que hoy consume AySA, por lo que el parque tendrá alrededor de 30 MW.

“Para nosotros es un gran logro incorporar y continuar integrando energías renovables porque nos es muy importante decir que damos agua a partir de energía limpia”, cierra Donadón.