8 de mayo 2018

Ley de generación distribuida con energías renovables: Distribuidoras insisten precisar el sistema de medición

El Ministerio de Energía y Minería continúa trabajando en la Ley 27.424, aprobada a fines del año pasado. Una vez aplicada, la norma permitirá a los usuarios residenciales y pymes a inyectar energía renovable a la red eléctrica, a cambio de beneficios en la tarifa. Sin embargo, su reglamentación es más compleja de lo que […]


El Ministerio de Energía y Minería continúa trabajando en la Ley 27.424, aprobada a fines del año pasado. Una vez aplicada, la norma permitirá a los usuarios residenciales y pymes a inyectar energía renovable a la red eléctrica, a cambio de beneficios en la tarifa.

Sin embargo, su reglamentación es más compleja de lo que parece. Los actores involucrados requieren saber con claridad cómo será su aplicación, ya que puede repercutir sobre fibras sensibles.

Una de ellas son las distribuidoras, muchas veces representadas por las provincias. En diálogo con Energía Estratégica, Claudio Bulacio, gerente de la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (ADEERA), deja claro, ante todo, el apoyo de la entidad sobre esta medida.

“Obviamente que apoyamos al desarrollo de las Generación Distribuida, porque es algo que tiene que ver con la mejora del sistema: alentar con la contribución de energías renovables y la posibilidad de que los usuarios generen su propia energía”, subraya.

No obstante, aclara que su instrumentación debe darse en un marco favorable para las compañías generadoras, a través de una correcta medición de lo que pudiera generar el usuario con respecto a lo que pudiera consumir.

«De alguna manera debe haber un registro preciso”, indica Bulacio y desliza que este correcto cálculo permitirá evitar alteraciones en el canon que cobran las compañías eléctricas, denominado VAD, por un lado, y por otro medir cuánto genera el usuario, lo cual es necesario para dotar de recursos al FODIS. Es que una de las partidas que tiene este fondo es a través del dinero que se ahorra el Estado en la energía de fuentes renovables que el usuario genera.

Lea también: «Cooperativas “preocupadas” sobre cómo se aplicará la Ley de Generación Distribuida»

«Por suerte la ley es bastante amplia y habla de un sistema de medición y no sólo de un medidor bidireccional», enfatiza Bulacio en referencia a la necesidad de medir la energía consumida y la aportada con un doble medidor.

En cuanto a ello y la posibilidad de que el Gobierno publique un ‘pre-reglamentación’ sujeta a las observaciones del sector privado, el titular de ADEERA opina: “sería interesante porque a partir de eso uno puede estudiar cómo se pretende aplicar y hacer sus aportes. Obviamente el que tiene que sancionarlo luego es el Poder Ejecutivo”.

“En la medida que la reglamentación sea flexible y sea más parecida a lo que cada provincia requiere, va a ser más fácil la adhesión”, observa el dirigente y subraya: «todo lo que tenga que ver con discusión abierta y publica es positivo»

Justamente una de las mayores preocupaciones del oficialismo es la adhesión de las Provincias a la Ley 27.424.

“Lo que tenemos ahora es una discusión política de alto voltaje, más allá de aspectos económicos y regulatorios con las distribuidoras (y cooperativas): lo que tenemos son 24 jurisdicciones que tienen que evaluar la adhesión”, dijo en una jornada abierta al público Juan Carlos Villalonga, Diputado nacional por Cambiemos y uno de los referentes en el armado de la Ley.

“Ese es el hito fundamental”, remató el legislador. Actualmente el propio Villalonga está recorriendo el país, dialogando con las distintas provincias para despejar dudas y generar beneplácito.

6 Comentarios

  1. Gabriel

    Creo que hay un desconocimiento de las tecnología e información que brinda un medidor digital y en muchos casos se los sigue especificando y solicitando que solo indiquen la energía siempre positiva como si fuese un medidor de disco. Desde hace muchos años los medidores dan la información en los 4 cuadrantes, para presentar esa información (que permanece en los registros internos del medidor), solo se programa que se desea ver por el display mediante la utilización de los códigos OBIS (Estándar Internacional). Sin mencionar que los medidores actuales llevan un registro de calidad del servicio contando y cuantificando la duración de los eventos tales como interrupciones, baja o altas tenciones, sobre carga de una demanda preestablecida para la categorización del usuario, ho la posibilidad de configurarlo para medir por tramos horarios para incentivar el huso racional en los horarios de mayor demanda. Plantear este tipo de utilización es como decir que quiero un teléfono celular actual solo para hablar por teléfono. Plantear una doble medición es una forma elegante complicar las instalaciones y cuando las instalaciones se complican se facilitan los fraudes y la manipulación de conexiones

    Responder
  2. Martin Thibaud

    Es necesario poder adaptar la ley al usuario común, en un principio que cada usuario pueda producir lo que consume, con un solo medidor y con posibilidad de compensar lo que produce contra lo que consume, de esta forma puede equilibrar los consumos cada 6 meses.
    El desarrollo de estas tecnologías van a incidir de forma importante en las cooperativas de los pueblos, las cuales son distribuidoras, estas mismas van a tener que reconvertirse en productoras, invirtiendo en energía eólica o fotovoltaica, para generar por lo menos el 20% de su energía, según la Ley 27191, evitando las multas,
    Los usuarios de estas poblaciones deberán ayudar a las cooperativas a trabajar en estos proyectos de inversión, posiblemente deberán solicitar créditos a largo plazo con tarifas dolarizadas, pero como las tarifas de energía tienden a continuar siendo dolarizadas no es un desfasaje importante.
    Estos créditos deberán tener un aval de la Provincia para poder solicitarlos al exterior y ser cobrados por cada cooperativa que lo solicite.
    De esta manera podremos desarrollar energía barata y ser competitivos en la producción de cada localidad, hay que poner rápidamente en funcionamiento las políticas PPP en estos casos, el estado solo, no puede bancar esta inversión

    Responder
  3. Horacio

    Creo que la medicion bidirectional esta solucionada tecnicamente hace mas de 15 años. El tema central me parece que es el precio de compra y venta

    Responder
  4. Sergio Cordoba

    El medidor bidireccional es la única opción posible para el beneficio de ambas partes. En el artículo solo leo cuidados y beneficios para las generadoras y ninguna frase destinada a la amortización de los equipos que el consumidor que ha realizado la inversión disponga. En definitiva el colocar el doble medidor no es otra cosa que una oculta intensión de cobrar impuestos sobre la generación particular o como ocurrió en España el impuesto al sol….Lamentable realmente….

    Responder
  5. Sergio

    Ya que tenemos la oportunidad a través de este medio yo también quiero insistir. Como usuarios con la ley ya perdimos la posibilidad de que el balance de la generación sea net metering o sea restar directamente lo generado y pagar la diferencia. La ley quedó con el sistema siguiente: comprar lo que generamos en casa a precio mayorista y seguir pagando todo lo que cosnumimos al precio de usuario. Entonces, si sumamos los medidores modernos, como nos han explicado más arriba, ya se cumpliría la función en vez de tener dos casillas separadas que resultaría tal vez más costoso de instalar.
    O sea las distribuidoras ya deben estar felices con eso.
    Lamentablemente los usuarios, no se si lograremos amortizar la insatalción en 5 años, ya que la compra de energía es a precio mayorista.. En la discusión pública , hablan también los usauarios? Va a haber ayuda en la tarifa para activar esta ley? Importante: Salidas alternativas hay como sistemas los hibridos. Pero no nos hacen el camino del cambio fácil. Admiro el avance que se ha logrado con la ley pero me quedan dudas y parece que falta un poco más para ayudar a los usuarios.

    Responder
  6. Diego Albertengo

    Estimados, el doble medidor es necesario no porque no exista la tecnología de medición «bidireccional». De echo la EPE de Santa Fe, plantea un sistema de NET Billing, en el cual se usa un medidor «bidireccional», que mide la energía realmente suministrada por la RED o la Distribuidora de manera que la misma pueda «Pagar» por la energía recibida por el usuario, a precio Mayorista o bien, al precio que determinen los mecanismos de promoción.
    El segundo medidor, que puede ser un medidor unidireccional, es necesario por dos razones. Primero para medir la energía efectivamente generada por el usuario y así, poder cumplir con las mediciones necesarias para que el gobierno aporte al FODIS. Segundo, porque es necesario para poder calcular la energía NETA que hace uso de la RED. Por esta energía NETA es que el distribuidor cobra el VAD o «Peaje», por el uso de la Red. De lo contrario, solo estaría cobrando por lo consumido y el usuario haría uso «gratuito» de la red, al inyectar energía.
    Si la red no estuviera, o no se quiere pagar el VAD, el usuario debería realizar una conexión en isla o un sistema híbrido. Los sistemas híbridos no se permiten en algunos lugares por medidas de seguridad y probablemente también económicas.
    Si no se paga el VAD por el uso de la RED, el mantenimiento de la misma se vuelve insostenible y se da un fenómeno conocido como espiral de la muerte para los distribuidores, donde no cierra el negocio y la misma quiebra.

    El estado no está para hacer que los repagos de los usuarios tengan un retorno Alto. Cada usuario evaluará y definirá si le interesa o no.
    La generación distribuida se incentiva por el potencial que tiene de ahorrar gastos al estado en materia de energía de origen fósil. Sin embargo, la elección de su instalación es decisión de los usuarios y no es una obligación.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019