La semana pasada, la Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (AAVEA) acercó al Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó (Cambiemos), un Proyecto de Ley (Descargar) denominado “Régimen de Fomento para el Desarrollo y Utilización de Vehículos Eléctricos y Sistemas de Movilidad Sostenible”, que fue trabajado por la entidad durante más de cuatro años.

“Quedamos a disposición para perfeccionarlo en conjunto con a los señores legisladores, de todos los bloques, las comisiones legislativas, o quién corresponda”, expresaron desde AAVEA, invitando a la apertura del debate.

En ese sentido, Rosío Antinori, diputada oficialista de la Provincia de Buenos Aires, valora esta iniciativa impulsada por la entidad de vehículos alternativos.

“A medida que el sector energético va madurando en estas tecnologías, este tipo de proyectos se van tornando necesarios. Empieza a aparecer la demanda, los ciudadanos empiezan a interiorizarse en este tipo de vehículos y estos proyectos deben ir acompañando a los cambios sociales”, plantea la legisladora.

Asimismo, Antinori recuerda que en 2016 presentó un proyecto legislativo que va en esa línea, habilitando a la circulación de este tipo de rodados eléctricos, promoviendo reglamentaciones técnicas y homologaciones.

Lea también: «La ley que “diseñaron” empresarios para impulsar vehículos eléctricos en Argentina»

Además, el texto prevé una línea de créditos blandos del Banco Provincia para financiamiento, facilitando el acceso a estos automóviles que reducen la emisión de dióxido de carbono y que no generan contaminación auditiva.

Para la diputada bonaerense, abonar la discusión a nivel nacional contribuye a que los proyectos provinciales tomen más fuerza, complementándose. “No tenemos que esperar a que esté lleno de vehículos eléctricos para impulsar una norma, hay que legislarlo para que se genere el desarrollo de un mercado de manera ordenada”, señala.

Cabe destacar que el Gobierno nacional está tomando algunas medidas para que comience a insertarse esta tecnología en el país. Una de ellas apunta a la baja de aranceles a la importación vehículos eléctricos y autopartes para las automotrices locales.

También, puede destacarse el rol que está teniendo la empresa estatal YPF, que un mes atrás puso en marcha su plan para instalar 200 puestos de recarga para rodados eléctricos en 110 estaciones de servicio de su red en todo el país.

“Sin ninguna duda a futuro va a ser una gran industria, y lo importante es que Argentina esté trabajando en proyectos de Ley antes de que se genere un gran desarrollo de la demanda”, cierra Antinori.