La autogeneración a través de fuentes de energías renovables, o Generación Distribuida, comenzó a aplicarse en Colombia con la resolución CREG 030, hace dos años.

De ese momento a esta parte se han instrumentado mejoras al sistema y, según Juan Esteban Hincapié, Co-Fundador y Gerente de Estrategia de ERCO Energía, el mercado ha proliferado.

Cuenta que hasta el momento han hecho instalaciones por 12 MW en Colombia y esperan para este año llegar a los 22 MW a pesar del Coronavirus.

“Hemos cerrado proyectos durante la cuarentena pero no han sido significativos. Los contratos que ya estaban muy adelantados van a avanzar pero los nuevos estarán más complicados por la caída en el flujo de caja de muchas empresas e industrias”, observa el ejecutivo.

Hincapié cuenta que ERCO se está preparando para el momento post cuarentena con dos nuevos modelos de negocio. Uno dirigido para los grandes usuarios, como industrias y comercios, el cual ya está lanzado. El otro, para el segmento residencial, y se dará a conocer apenas se relajen las medidas frente a COVID-19.

Hincapié explica que el primero de los modelos lo están ofreciendo gracias al respaldo de Bancolombia y se trata de una línea de créditos leasing. ¿En qué consiste?

Hincapié explica que ellos equipan a la industria o empresa con paneles solares y con el ahorro que generan en su tarifa eléctrica pagan la cuota del leasing, o contrato de alquiler.

“Finalmente al término del período se puede comprar el activo a un precio muy pequeño”, indica el empresario al tiempo que destaca: “es un acuerdo en el que el usuario no tiene pérdidas de ningún tipo”.

Fuente: ERCO

El segundo plan de la empresa, que aún no se ha lanzado, tiene que ver con PPAs –contratos de abastecimiento de energía- residenciales. ¿De qué se trata?

“Contamos con un comercializador de energía del grupo ERCO, que se llama NEU Energy. Este les instala gratis el sistema fotovoltaico al usuario residencial y le vende la energía por debajo de lo que está pagando”, explica Hincapié.

Además, el directivo comenta que están ofreciendo certificados de compra de energía solar a usuarios residenciales. Consiste en la compra de un porcentaje de energía limpia que es generada en una planta fotovoltaica ubicada en otro sitio del país al mismo precio de la que lo paga en su factura.