El viernes de la semana pasada, la Secretaría de Energía de Argentina publicó un informe que releva datos hasta el mes de mayo sobre las conexiones de fuentes de energías renovables que interactúan con la red eléctrica.

El documento indica que existen 500 proyectos, por 5.536 kW, con Reserva de Potencia Aprobada, es decir, con prefactibilidad aprobada por el ente distribuidor.

De ese total, 148, por 1.701 kW, ya completaron la instalación y se convirtieron en Usuarios-Generadores inyectando energía limpia a la red a través de medidores bidireccionales.

Fuente: Secretaría de Energía

El informe también destaca 35 solicitudes de proyectos, por 302 kW, a la espera del cambio de medidor. Por lo que se espera que próximamente empiecen a entregar energía al tendido eléctrico.

Cabe señalar que el informe fue realizado tomando datos de las jurisdicciones que se han adherido a la Ley nacional de Generación Distribuida N°27.424.

Las zonas con mayor actividad son el Área Metropolitana de Buenos Aires (Edenor y Edesur), Córdoba, Mendoza, San Juan, Chaco, Chubut y Corrientes.

Fuente: Secretaría de Energía

En ese marco, se debe advertir que hay otras provincias en Argentina que cuentan con un número importante de conexiones pero que no han adherido a la Ley nacional.

Uno de esos casos es Santa Fe. Según Maximiliano Neri, expresidente de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), hasta diciembre del 2019 se registraban unos 400 usuarios conectados a red eléctrica de Santa Fe, los cuales totalizaban una potencia superior a 1 MW.