“G.D. Energy está enfocada al desarrollo de energía a partir de fuentes renovables en la metodología llamada ‘Generación Distribuida’, a fin de cumplir un objetivo de “todos para uno” (Usuarios-Distribuidora-Generador) a diferencia de la tradicional forma de generar y distribuir la energía, que consiste en un mecanismo de “uno para todos” (Generador-Distribuidora-Usuarios)”, destaca Xinhui Luo, Gerente Comercial de la firma.

En una entrevista para Energía Estratégica, Luo comenta las principales ventajas de este mecanismo en un país como Argentina donde, si bien la mayoría de las Provincias permiten que sus usuarios puedan inyectar energía limpia a la red eléctrica, todavía falta que se acomoden algunas variables para que despegue el mercado.

Asimismo, el empresario hace hincapié en la tecnología ‘PERC’, que permite mayor producción con menor irradiación solar y menor coeficiente de temperatura.

¿Qué ventajas genera autogenerar la propia energía y qué barreras encuentra el mercado argentino para su desarrollo?

La ventaja de esta metodología no solo autosatisface su propio consumo sino aporta la excedente de energía a la red pública, en los horarios de mayor irradiación que coinciden con los de mayor consumo por parte de fábricas, comercios y empresas.

Otro factor importante consiste en que, desde el punto de vista del sistema eléctrico a nivel general, la generación local sirve de alivio para las redes de transporte y distribución. Porque, al generarse energía en el punto de consumo, se reducen las pérdidas relacionadas con la transmisión de energía a grandes distancias, mejorando así la eficiencia del sistema y reduciendo los costos asociados.

Desde el punto de vista del sistema eléctrico local, al disminuir el consumo de los usuarios (con la posibilidad de inyectar excedentes a la red) disminuye la carga de los transformadores de distribución, aumentando su vida útil o permitiendo en algunos casos la conexión de más usuarios.

El mercado argentino empezó esta iniciativa muy tarde. Primero, por la falta conciencia; segundo, muy desalentada por altos precios a causa de las sucesivas devaluaciones de la moneda. Estas son dificultades de conocimiento público. Esperamos que vuelva a arrancar la industria y el comercio y, al mismo tiempo, que se terminen de acomodar los valores reales de energía.

No hay duda de que la Generación Distribuida va a ayudar a crecer muchísimo a la economía argentina en base de la estabilidad política promocional, constante y sostenida.

El objetivo del Gobierno argentino es que para el año 2030 se hayan instalado 1.000 MW a partir de generación renovable distribuida. ¿Considera posible alcanzar esta meta?

Si vemos que los países limítrofes están desarrollando energías renovables no hay razón de que no vayamos llegar ese objetivo.

Argentina tiene recursos naturales óptimos y recursos humanos para desarrollar este tipo de energías. La cuestión central es política, y que la gente sepa y considere la importancia de los beneficios económicos reales y ecológicos de generar su propia energía mediante fuentes renovables.

¿En qué plazos un usuario puede amortizar el gasto realizado en la compra e instalación de equipos fotovoltaicos?

Dado los valores irregulares y de alta inflación, hoy es muy difícil de calcular. Pero si volvemos a la normalidad y nos acercamos a la tendencia mundial, tendría que ser entre 5 y 6 años la recuperación de la inversión.

¿Qué tipo de tecnologías están ofreciendo al mercado y qué características tienen?

G.D. Energy es el distribuidor oficial de los inversores electrónicos de Huawei, Fusion Solar, que son marcas número 1 en el sector.

Tiene desarrollado el sistema del monitoreo propio Data Logger que permite visualizar el funcionamiento de los equipos de forma inteligente y conocer el grado de generación.

Con respecto a módulos solares, ofrecemos la marca Jinko Solar, líderes en los policristalino.5BB (Barras Colectoras) última generación de la tecnología en el sector y los monocristalino, con tecnología “PERC”, donde normalmente estas longitudes de onda están más presentes cuando el sol incide con cierta inclinación, es decir, durante las primeras y últimas horas del día o durante los días nublados con irradiación baja.

¿Qué ventajas tiene esta tecnología?

Esto permite que los módulos con tecnología PERC presenten una eficiencia superior al resto de módulos convencionales (tanto monocristalinos como policristalinos).

Sucede que las longitudes de onda superiores a la infrarroja no pueden penetrar en las células fotovoltaicas, más bien no pueden generar energía, pero estas ondas llegan directamente a la capa de aluminio inferior en las células convencionales, siendo absorbidas por ésta y aumentando la temperatura del módulo, de modo que, genera un efecto negativo sobre la producción al aumentar la temperatura.

Sin embargo, en las células PERC, estas ondas son reflectadas enviándolas fuera del panel y consiguiendo, por tanto, una temperatura menor.

En resumen, la tecnología PERC ofrece dos ventajas significativas:

  • – Mayor producción con irradiación baja.
  • – Menor coeficiente de temperatura.

¿Por qué es conveniente para los usuarios de red argentinos autogenerar su propia energía?

Porque están invirtiendo en bienes de capital que producen beneficios  múltiples. A diferencia de los productos de consumo que pierden valor con el tiempo.

Son beneficios que le traen valor agregado aparte de dar sostenibilidad al comercio, industria o al hogar.

Es una inversión con resultados concretos y tangibles, sin ningún riesgo. Y está aportando esfuerzos para cuidar el medio ambiente para bajar la emisión de Dióxido de Carbono.