Expertos celebran que el Gobierno argentino impulse una Ley que incentive el litio pero ponen el acento sobre la cadena de valor

Consideran que la mera extracción no generará riquezas para el Estado teniendo en cuenta las actuales condiciones que rigen la actividad. Apuntan a la integración de la Argentina en la producción de baterías, una de las claves de la movilidad eléctrica.


Durante su discurso de apertura del Congreso para este año, el presidente argentino Alberto Fernández adelantó, entre otras cosas, que presentará un proyecto de Ley “para el desarrollo del sector hidrocarburífero y minero que estimule la inversión nacional e internacional en el sector y facilite el desarrollo de la cadena industrial, tecnológica y de servicio” que genere empleo.

Precisó que apuntará a un desarrollo minero “con pleno respeto a estándares internacionales”. “La minería metalífera y la del litio se presentan como grandes oportunidades para aumentar las exportaciones”, remarcó.

En diálogo con Energía Estratégica, Bruno Fornillo, investigador del Grupo de Estudios en Geopolítica y Bienes Comunes (IEALC) y asesor de la Provincia de Buenos Aires en el área de la electromovilidad, señala que la iniciativa podría ser beneficiosa siempre y cuando modifique algunos términos de la actividad y estimule la cadena de valor local.

“Si el proyecto se basara sólo en la inversión para la extracción no sería estimulante para el país”, opina y argumenta: “la captación de renta que permite un mercado tan pequeño como el de litio es muy pobre para Argentina”.

“A lo que habría que apuntar es a modificar de manera radical los problemas de participación local, comunitaria y ambiental (es una actividad que insume grandes volúmenes de agua), y de renta porque el porcentaje que pagan en Argentina las empresas mineras es apenas del 3% en boca de pozo”, agrega.

Por su parte, Arnaldo Visintin, Doctor en Ciencias Químicas (FCE-UNLP) e investigador de CONICET, respalda los dichos de Fornillo y considera que “no está mal –con el proyecto de Ley- apuntar a la extracción, siempre y cuando también se incentive la cadena de valor local”.

Marco de extracción local y potencialidades sobre la cadena de valor

Ambos expertos comparan a la Argentina con países como Chile y Bolivia, no sólo por su cercanía y porque sobre esas plazas se extiende el yacimiento denominado ‘Triángulo del Litio’ (donde se concentra aproximadamente el 80% de las reservas de este metal a nivel mundial), sino porque todos han tomado políticas sobre su aprovechamiento.

Explican que Argentina (cuarto exportador mundial de litio: 6.200 toneladas en 2018) sólo le cobra a las empresas que extraen litio el 3% en boca de pozo con declaración de las propias compañías, donde los informes ambientales son declarados por ellas mismas y no hay participación de las comunidades de la región.

En Chile, que es el segundo exportador mundial de litio (16.000 toneladas), las empresas mineras pagan un impuesto del 40% a la extracción. De la actividad, 24 millones de dólares anuales van a parar a las comunidades y otro tanto a la investigación.

Además, su régimen minero obliga a que el 25% de la producción de litio se destine al mercado interno a precio preferencial para crecer en la cadena de valor. Actualmente Chile intenta utilizar ese porcentaje en desarrollos con empresas internacionales para que hagan materiales activos para las baterías.

En Bolivia, durante el Gobierno de Evo Morales, desde el año 2007 la actividad de extracción de litio estaba controlada totalmente por el Estado. En virtud de ello, en asociación con la empresa alemana ACI Systems GmbH, se desarrolló un vehículo eléctrico boliviano donde el 51% de las acciones de la alianza estratégica son de la estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB).

Evo Morales y el vehículo 100% eléctrico Quantum

“Hay que modificar para bien ese marco jurídico-político y no sólo intentar atraer inversiones, porque ya las inversiones vienen solas por el marco que ofrece Argentina”, observa Fornillo, apuntando no sólo a que el Estado se quede con mayor porcentaje de la actividad extractiva sino también al fomento de la cadena de valor.

A propósito de ello, Visintin señala que Argentina tiene una ventaja comparativa tanto con Bolivia como con Chile, respecto a la cantidad de técnicos e investigadores formados en la materia.

“Hoy estamos fabricando pilas a escala experimental en el YTEC donde, por ejemplo, gastamos mucho menos dinero de lo que se gastó en Bolivia; todo con esfuerzo de investigación”, comenta el investigador de CONICET.

En esa misma línea, Fornillo agrega que Argentina cuenta con una gran cantidad de desarrollo de proveedores que permitirá generar un entramado productivo propio.

El experto integrante de la Iealc, cuenta que en estos momentos está asesorando a la Provincia de Buenos Aires en el desarrollo de la elctromovilidad y que el Gobierno local está muy interesado en este tema.

“Sería muy importante que Santa Fe y Córdoba se sumen a esta actividad que agrega valor en el campo de lo que es el crecimiento de nuevos paradigmas energéticos, con lo que eso implica, como las energías renovables”, apunta Fornillo.

9 Comentarios

  1. carlos

    Quedo claro en el discurso de AF la impronta industrialista que dara a la mineria «… facilite el desarrollo de la cadena industrial, tecnológica y de servicio”

    Responder
    • Oscar

      Los comentarios en contra los borran

      Responder
  2. Marcelo de la Riestra

    Nos interesa mucho hacer un desarrollo en la zona industrial de Rosario de Santa fe

    Responder
  3. Daniel Kotliar

    Posicion tipica de una mentalidad urbana, estrecha y utilitaria que pasa alegremente por sobre la inexorable destruccion de comunidades (hombres y mujeres por si no se entiende) que durante muchos años han invertido sus dineros y su esfuerzo en la construccion de proyectos sustentables para promover caminos inviables que dejan la gente fuera. Mentalidad que cree que los pollos se dan en la gondola del super, y que el agua, ese liquido marronaceo con olor a cloro se genera en las canillas. Deplorable. Absolutamente contrario a la concepcion de proyectos que sostengan y desarrollen la Patria. (palabra olvidada)

    Responder
  4. Oscar

    No hay proyecto industrial solo extractivo, ya les bajaron las retenciones a las mineras en los primeros dnu, criticaron al gobierno anterior casi como vendepatria por una rebaja mucho menor, están reduciendo las áreas protegidas como las periglasiales. Sospechosamente medidas contrarias a lo anunciado previo a las elecciones, creo que ya se vendieron al mejor postor o sea las mineras.

    Responder
  5. Oscar

    No hay proyecto, bajaron las retenciones, algo que criticaron duramente al gobierno anterior, van a limitar las áreas protegidas como las periglasiales permitiendo explotar usando contaminantes cómo el cianuro. Ya se vendieron al mejor postor o sea las mineras.

    Responder
  6. Wal

    En vez de vender la materia prima .fabriquemos nosotros .es terrible acá solo hacen negocios ellos para ellos .pongan industrias argentina

    Responder
  7. Parodi

    El saqueo del litio se debe terminar, 3% de regalias!!!Chile 18% y ademas se paga por declaracion jurada!!! Y muchas valijas de coima. Las 60 compañias son extranjeras!!! El pais solo tiene el 8,5% de una compañia en jujuy
    Noruega licito el petroleo comenzando con el 10% para el estado y la posibilidad de comprar hasta el 51% hoy Noruega es dueña de las compañias y su PBI per capita es de 88.000 dolares. Nosotros atras siempre. Llamen a los AUTOCONVOCADOS CON ALDO VISINTIN QUE TIENEN LA PRECISA!!!!!

    Responder
  8. gabriel

    si llega el Estado, no progresara nunca.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019