Experto en derecho energético desmitifica riesgos de pesificación de tarifas y motiva a suscribir PPAs con renovables en dólares

Nicolás Eliaschev, socio en TRSyM Abogados compartió su lectura respecto a la continuidad del desarrollo de las energías renovables en el país y brindó claridad a grandes temas en debate.


En vísperas de la asunción de un nuevo Gobierno surge gran cantidad de interrogantes en el sector energético. Aún no hay claridad sobre la postura y medidas políticas que se seguirán estratégicamente el próximo cuatrienio. 

La falta de certeza en este momento de transición no obliga a proyectar un porvenir negativo. No obstante, algunas señales recibidas desde el empresariado dedicado a las energías renovables no serían auspiciosas. 

Según trascendió el último mes, asesores del espacio político Frente de Todos habrían mostrado una tendencia en «apostar por el desarrollo de Vaca Muerta» y la «pesificación de tarifas». 

Para desmitificar el impacto que puede recibir el sector energético renovable de aquellas posibles consideraciones de la nueva administración, especialistas compartieron su lectura durante el último AIREC Week llevado a cabo la semana pasada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

“Creo que hay una confusión. En el sector eléctrico, las tarifas ya están pesificadas. La demanda no paga en dólares como se pagaba en 1999. La gente hoy paga en pesos”, introdujo Nicolás Eliaschev, socio en TRSyM Abogados. 

Sobre las tarifas es preciso recordar que la demanda paga un precio estacional ya fijado en pesos –que debería seguir el precio spot, de acuerdo a lo definido históricamente–, paga además Valor Agregado de Distribución (VAD) e impuestos.  

“Lo que no quita es que para atraer financiamiento (tanto en los gobiernos anteriores como en este gobierno) se haya recurrido a la herramienta de firmar un contrato de largo plazo en dólares, tanto para térmico como para renovables. Y esa es una política que debería continuar”, consideró el abogado especialista en derecho administrativo y energético. 

En aquel sentido, Eliaschev explicó que los contratos denominados en dólares donde CAMMESA es el off-taker serían una política de Estado que se mantiene desde 2004 con el paso de los gobiernos. Aquel pago sería en realidad un pago en dólar «liqui»; es decir que, son pesos convertidos al tipo de cambio mayorista vigente en cada momento y no es que se esté pagando divisa. 

Durante el panel moderado por el periodista Gastón Fenés, denominado «Retos y Oportunidades para el crecimiento del Mercado a Término de Energía Eléctrica de Fuente Renovable (MATER)», el abogado precisó que este es un gran nicho de oportunidades para la continuidad de las energías renovables. 

“El mercado entre privados tiene la capacidad de movilizar energías renovables hasta que haya definiciones de largo plazo que tendrán que ver con infraestructura de transmisión y licitaciones”, consideró Eliaschev

En este sentido, para el referente de TRSyM Abogados, las energías renovables ocuparían un lugar estratégico junto al respaldo a Vaca Muerta y a la minería como actividades productivas generadoras de divisas. 

Desde la Ley nacional 27.191, la “innovación más disruptiva”, según Eliaschev es la posibilidad y hasta obligación de grandes usuarios de contractualizar demanda con energías renovables para llegar a cumplir el 20% de la matriz con estas fuentes de generación en 2025, dejando claro que uno de los pilares de la industria de energías renovables en Argentina serían los PPA entre privados. 

Para que aquello suceda, agregó: “si bien, hay que estabilizar la macroeconomía, el financiamiento se puede acomodar sobre todo para grandes usuarios que como off-takers resulten atractivos y sujetos de crédito interesantes. Incluso en los momentos complejos de Argentina, siempre ha habido un crédito disponible para empresas privadas de buena magnitud”. 

1 Comentario

  1. L

    Las tarifas es cierto están pesificadas, pero no reflejan su costo de producción (de ahí el nivel de subsidios) y están sujetas a la discrecionalidad y necesidad del funcionario de turno. Es importante tener en cuenta que gran parte de la energía generada es térmica, ésta se genera con gas natural y este combustible está denominado en dólares. Por lo tanto, por más pesificadas que se encuentren las tarifas, no hay que perder de vista que el costo de uno de los principales componentes de la cadena de valor de la electricidad está fijado en dólares. Para entender el impacto del gas en general, solo basta recordar lo que le pasó al ex ministro / secretario de energía Iguacel cuando se produjo una devaluación (https://www.lavoz.com.ar/politica/usuarios-de-gas-natural-deberan-pagar-10-mil-millones-extras)

    Dado que el mercado financiero local no tiene la profundidad suficiente para financiar proyectos de infraestructura que son necesarios para la Argentina, no hay otra forma que fondearse en el mercado internacional, el cual no piensa en otra moneda que no sea US$, por lo que los precios directa o indirectamente del producto o servicio producido será en dólares. Esta necesidad podría verse morigerada si tan solo los funcionarios de gobierno actuales, los que vendrán y parte de la burguesía trajese a la Argentina el dinero bien y mal habido en el país.

    En la medida que no nos encontremos en un escenario similar o peor que teníamos previo al desarrollo de VM (importación de combustibles líquidos con fuerte impacto en la balanza comercial, costos de la electricidad de largos 150 US$/MWh e interrupciones de gas natural a las industrias), las energías renovables carecen de sentido ya que significan una innecesaria transferencia de riqueza al exterior y, costo contra costo, pagar más caro el MWh que aquel que puede generarse con gas natural es más barato.

    Otra opción que podría hacer posible a las energías renovables es que el costo de la tecnología baje significativamente y que, al mismo tiempo, eso sea acompañado con un costo de financiamiento también muy bajo. Claro que esto último dependerá de nada más y nada menos que, además del costo de oportunidad del dinero en el mundo, de nuestro riesgo país (2200 bps o 22% al menos por encima del costo del capital que requiere el inversor)

    Por otra parte, dado que la Argentina no exporta productos industrializados sino más bien commodities, me resulta complicado pensar que un gran usuario que vende en Pesos en un mercado que, como muestra la historia reciente, puede ser altamente regulado en precios y cantidades, encuentre deseo de tomar un compromiso en Dólares y a largo plazo. Las controversias derivadas de un acuerdo entre privados se resuelve entre privados, eventualmente en un arbitraje, mientras que fuera de un contrato rige la protección de las mayorías, lobbies de cámaras, etc. A menos que el precio sea muy, pero muy bajo, en mi opinión no recomiendo la contratación de energías renovables, y mucho menos a largo plazo.

    Por lo tanto, me cuesta adherir a los dichos del artículo. Dada la historia política de la Argentina, pensar en que las tarifas están pesificadas es solo ver la foto. Lo más importante en la planificación estratégica y el análisis de datos es ver la película. La película nos dice que con independencia de los colores políticos que gobernaron el país todos se han caracterizado por la baja institucionalidad, carencia de un plan estratégico de largo plazo consensuado y la discrecionalidad entre otros etc, lo cual desencadena en la falta de estabilidad que todos conocemos y que espanta a los inversores, a menos que les pongamos más plata en el bolsillo de lo que podrían conseguir en otros mercados que son más estables.

    En suma, no es casualidad que para los que tenemos entre 40 y 60 la palabra con la cual hemos crecido haya sido CRISIS.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com