El Grupo Renovatio opera en Rumania, Polonia, Portugal, República de Moldavia, Bulgaria. Desde hace cinco años está presente en Colombia, con oficinas en las ciudades de Bogotá, Medellín, Barranquilla y Riohacha.

Es una empresa generadora y desarrolladora de proyectos de energías renovables y, además se dedica a comercializar con usuarios no regulados.

En una entrevista para Energía Estratégica, André Fraga, CEO de Renovatio, brinda precisiones sobre el mercado y el éxito que ha alcanzado la empresa en la subasta a largo plazo de energías renovables, como desarrolladores de proyectos.

¿Cómo es la comercialización de energía en Colombia?

No es fácil. Si bien el beneficio para el consumidor final de la energía es claro en cuanto a tarifas muy por debajo de lo ofrecido por los operadores de red, es un negocio que tiene muchas ineficiencias en cuanto a costos de transacción.

Existe una triplicidad de las garantías requeridas a los comercializadores por ineficiencias operativas del sistema y altos cargos impositivos en cuanto al 4×1000.

Por otro lado, la transición del antiguo operador de red a un comercializador es un proceso bastante burocrático que puede resultar en tiempos de entre 1 y 3 meses.

¿Los clientes son receptivos?

Por supuesto. El ahorro que un comercializador puede ofrecer en el costo de la energía anual a un usuario es significativo. Estamos hablando de ahorros de entre el 12% y el 25% en el costo anual de la energía.

¿A qué plazo y a qué precios se cierran esos contratos?  

En el mercado No Regulado se siguen manejando plazos de entre 2 y 3 años, aún no se siente el cambio de paradigma de plazos que la subasta traerá. En el mercado regulado, por su funcionamiento, no se manejan plazos.

¿Los nuevos mecanismos de Derivex y la Bolsa Mercantil motorizarán ese mercado? 

Actualmente estos mecanismos son ilíquidos, y su utilidad es limitada por ello.

Sería muy beneficioso para todos los actores del mercado que estos mecanismos consigan la profundidad necesaria para ser líquidos, y de serlos, desde luego motorizarían el mercado de energía.

¿Qué opinión tiene sobre ambos mecanismos? ¿Se sentirían más cómodos operando en uno más que en el otro?

Hemos utilizado Derivex, pero como mencioné, no tiene la liquidez necesaria para poder aún desarrollar estrategias de negocio alrededor de este mecanismo.

Adicionalmente, los corredores que colocan las órdenes de compra y venta no tienen aún el dinamismo necesario para poder poner órdenes de compra y/o venta inmediatos, lo cual resulta en costos de oportunidad para los actores del sector.

La Bolsa Mercantil es algo que estamos estudiando y vamos a explorar en mucho detalle.

¿Actualmente cuántos proyectos ha desarrollado Renovatio y de qué tecnologías?

Renovatio ha desarrollado exitosamente 4 proyectos eólicos con una capacidad instalada de 822 MW, todos ellos adjudicados en la subasta de octubre, lo cual representa el 4,7% de la capacidad instalada actual del país.

Visto de otra manera, Renovatio desarrollo el 64% de los proyectos (en MW) de la subasta, y el 82% de los proyectos eólicos adjudicados (en MW).

Por otro lado, hemos desarrollado proyectos solares a pequeña escala para algunos de los clientes de la comercializadora.

Gentileza OGE

¿Qué balances hace de la subasta?

La subasta de largo plazo de energías renovables fue un gran éxito, no solo para las empresas que salieron adjudicadas, sino para todo el país. La subasta de octubre fue el catalizador que va a hacer posible la entrada de energías renovables no convencionales al mercado colombiano.

La subasta puso fin a la discusión de si renovables o no, y nos llevó a la etapa de ejecución. Si bien en muchos otros países la importancia radicaba en tener una matriz limpia, en Colombia, que ya tiene una matriz basada en la generación hidráulica, la entrada de contratos de largo plazo de generación renovable es más que necesaria para la estabilidad de precios.

La subasta cerró a precios por debajo de los 100 pesos por kWh, lo que resulta en una reducción de más del 30% en los precios de los contratos de generación en Colombia.

Adicionalmente, la variabilidad del precio de bolsa en Colombia puede ser del doble o la mitad en una misma semana. Es muy difícil hacer proyecciones de precios de energía en esas condiciones, y lo que necesita la industria y comercios del país es una estabilidad en los precios de la energía para que se puedan dedicar a lo que mejor saben hacer y puedan ser más competitivos.

¿Considera que el Gobierno debiera lanzar una nueva subasta?

Por supuesto.

Por un lado, el esquema de contratos de largo plazo es una herramienta fundamental para la financiación de proyectos de generación y Colombia todavía tiene muchísimo potencial eólico y solar de excelente calidad por ser desarrollado.

Por otro lado, y como han mostrado casi la totalidad de las subastas a nivel mundial, cada subasta que se realiza resulta en una reducción en los precios de la energía con respecto a la subasta anterior.

Todavía hay espacio para que los precios de la energía en Colombia bajen, lo cual ayudará sin duda en la competitividad de la industria y comercio colombiano.

¿Cree que todos los proyectos adjudicados en la subasta terminarán por construirse?

A diferencia de otros países como México, donde hubo una gran cantidad de proyectos adjudicados a empresas con perfiles distintos y distintas capacidades a la hora de conseguir financiación, en Colombia las cuatro empresas adjudicadas (EDPR, AES, Trina y Celsia) son muy sólidas que no tendrán problemas en financiar estos proyectos.

Las dificultades vienen más bien de lado del avance en las líneas de transmisión y es lo que finalmente va a determinar los tiempos en que estos proyectos entrarán en operación.

André Fraga, CEO de Renovatio