Como principales conclusiones sobre el Plan Energético Nacional 2050, la UPME señala:

  • Se presentarán transformaciones profundas en la matriz energética de la economía. La electricidad y el gas natural serán los energéticos con mayor participación en el incremento de la oferta, representando un 72% de su crecimiento.
  • Los energéticos de mayor consumo serán la electricidad y el gas natural con un 46% de participación en la matriz energética del país, en contraste con los energéticos predominantes en la actualidad, las mezclas de diésel y gasolina con el 48%.
  • La electricidad, y con ello las energías renovables, será el energético de mayor crecimiento en los próximos treinta años.
  • Las mezclas de diésel y gasolina alcanzarán un pico de consumo en 2040, y continuarán participando en más de la tercera parte de la oferta de energía del país.
  • El sector transporte será el gran móvil de cambio en la transformación energética desde el punto de vista de la demanda.
  • Los grandes móviles de cambio, a nivel de la oferta, serán la electricidad, el gas natural y el jet fuel.
  • La demanda de energía crecerá más de un 60% en los próximos treinta años, a tasas del 1,5% anual.
  • El nivel de emisiones se reducirá en un 22.5% frente a la línea base en el 2030, superando lo acordado en Paris; sin embargo el crecimiento de la demanda resulta en un crecimiento de las emisiones a tasas del 1,4%. El reto de continuar la senda de desarrollo y emitir menos sigue vigente.
  • La intensidad energética de la economía colombiana disminuirá en un 48%, necesitaremos menos energía por unidad de PIB.