El Gobierno de Colombia, en cabeza de la Vicepresidencia, conformó una mesa de trabajo multisectorial para resolver los numerosos inconvenientes que tienen los parques eólicos para desarrollarse en La Guajira.

Del martes 4 al jueves 6 de este mes tuvieron lugar las primeras reuniones. Se designó al astuto economista Everardo Murillo Sánchez como gerente coordinador del espacio.

Allí participaron de los más diversos actores. Por parte del sector público, se hicieron presentes referentes de los ministerios de Minas y Energía, Interior, Defensa, Ambiente, Vivienda y Desarrollo, pasando por Superintendencias y entidades técnicas, como UPME y ANLA, hasta representantes del Gobierno de La Guajira.

Del sector privado, se hicieron presentes empresas concesionarias de puertos y adjudicatarios de parques eólicos de la subasta, como EDPR, Celsia y AES Colombia.

En diálogo con Energía Estratégica, Mauricio Llanos Beltrán, Vicepresidente de Asuntos Regulatorios de Celsia, quien participó de los encuentros de trabajo, destaca la importancia de este proceso: “fue un ejercicio modelo”.

El directivo cuenta que durante las jornadas se trabajó sobre temas como acceso a puertos, mejoras a infraestructura vial, consultas previas para las licencias ambientales, avances en licencias para la línea de transmisión Colectora, acceso al agua, seguridad, mayor acercamiento con la comunidad de La Guajira.

En las reuniones, cada actor se comprometió en avanzar en temas en particular, buscando material o aportando ideas. Las partes acordaron volver a reunirse durante la primera quincena de marzo.

Cada uno de estos temas, explica Llanos Beltrán, empezaron como grandes incógnitas una vez adjudicados los proyectos pero que, con el paso del tiempo, maduraron como inconvenientes inminentes.

“Si el Gobierno no se ponía detrás de estos problemas iba a ser muy difícil sacar los proyectos adelante”, se sincera el ejecutivo de Celsia, y enfatiza: “Agradecemos el esfuerzo y el correcto encaminamiento que están realizando en estos temas”.