Durante el evento Viento y Energía, llevado a cabo el pasado 16 de octubre, Maximiliano Morrone, Director Nacional de Energías Renovables, destacó que, desde que Cambiemos llegó al poder (2016) a la fecha, se han puesto en marcha “casi 2.000 MW” de nuevos proyectos de energías renovable.

El funcionario aseguró que, de esa proporción, más de 1.000 MW corresponden a parques eólicos, a través de 24 centrales. Y resaltó que para antes que termine el 2020 se supone que la cifra trepará a cerca de 2.000 MW.

“Esperamos que para fin de año entren otros 750 MW eólicos”, estimó Morrone, teniendo en cuenta los plazos de operación comercial fijado por los privados.

De concretarse este objetivo, Cambiemos dejaría el poder con alrededor de 3.250 MW de energías renovables en marcha -teniendo en cuenta las centrales que ya estaban en marcha-, luego de perder las elecciones presidenciales del domingo pasado.

Cabe destacar que a través del modelo de subastas estatales RenovAr, el mecanismo de asignación de proyectos para el mercado bilateral (MATER) y la renegociación de contratos a través de la Resolución 202, el Gobierno de Mauricio Macri adjudicó cerca de 6.000 MW de energías renovables.

En rigor, de ese total, ya se han puesto en marcha 57 proyectos por 1.687,34 MW. Sumados a los que se habían construido durante el kirchnerismo, en total Argentina cuenta con 157 centrales de energías renovables por 2.507,78 MW.

De lo que resta, Morrone comentó que de los casi 4.000 MW que aún no han entrado en funcionamiento “la mitad ya está en construcción”.

Con respecto a la Ronda 4, subasta muy ansiada por el sector privado, el Director de Energías Renovables sostuvo: “Hace 65 días nuestro planes eran lanzar una nueva ronda del RenovAr. La teníamos casi lista pero obviamente lo que pasó en los últimos 35 días provocó poner el proyecto en stand by, que esperemos que no termine siendo cancelada”.

“Nuestro objetivo era seguir explorando sobre nuevas oportunidades en las dos tecnologías que claramente demostraron que son viables en Argentina: tanto la eólica y como la solar”, lamentó el funcionario.

Cabe recordar que la Ronda 4 estaba apuntada al desarrollo de grandes proyectos con sus respectivas líneas de transmisión, de manera tal que se pudiera despachar la energía. Estaba formulado de esta manera debido a la restricción actual del sistema de transporte eléctrico.

Sin embargo, con la victoria a la presidencia de Alberto Fernández, representante del Frente de Todos, esta posibilidad queda lejana. Como es lógico pensar, el mandatario electo revisará, entre otras cosas, este proyecto.

Maximiliano Morrone, Director Nacional de Energías Renovables, junto a Erico Spinadel, Presidente de la Asociación Argentina de Energía Eólica.

Pedido de continuidad de la política energética

Luego de las elecciones de las PASO, donde Alberto Fernández obtuvo una victoria contundente, eran previsibles los resultados electorales del domingo pasado.

Influido por ese dato, es que Morrone el 16 de octubre hizo un comentario acerca de la necesidad que continúe la Ley 27.191, la cual, además de brindar incentivos al desarrollo de las energías renovables, tiene un mandato que apunta a que, al 2025, Argentina debe alcanzar un 20% de la matriz eléctrica con este tipo de energías limpias. Actualmente ese porcentaje no supera el 6%.

“La Ley 27.191 fue aprobada con gran consenso político por lo cual es ilógico pensar que ese norte debiera cambiar”, sostuvo al respecto el Director Nacional de Energías Renovables.