Diego Mesa, Viceministro de Energía de Colombia, adelantó en el webinar producido por Energía Estratégica, titulado “La apuesta del Gobierno para desarrollar las energías renovables en Colombia”, que en lo que resta de este semestre se estará lanzando una subasta para la instalación de un sistema de almacenamiento por 50 MW de capacidad.

“En este momento la UPME está en proceso de expedir los pliegos para hacer la primera subasta de baterías a gran escala”, adelantó el funcionario.

Anticipó que el proyecto se emplazará en el Departamento del Atlántico, por tratarse de “una de las regiones que más deficiencias e inconvenientes ha tenido en la red de transportes”. La operadora de la zona es Electricaribe, que está en proceso de reestructuración luego de que sea desmembrada y haya cambiado de dueños.

El proyecto tiene por objeto dar soporte de manera complementaria a la red eléctrica y evitar cortes de luz, precisó Mesa.

Según el Viceministro de Energía, la idea es que la adjudicación de la obra se dé entre el tercer o cuarto trimestre de este año.

El Viceministro de Energía da precisiones sobre la subasta de un proyecto de baterías por 50 MW, a partir del minuto 40.15 del video

Marco legal

Cabe resaltar que la subasta por el proyecto de baterías por 50 MW se encuadrará bajo la Resolución Creg 098 de 2019, que fija un marco legal para este tipo de licitaciones.

La normativa hace referencia a que el agente adjudicatario será escogido mediante proceso de selección y que la Upme es la responsable de este, el cual deberá cumplir con las obligaciones medioambientales, especialmente las de disposición final de las baterías.

En cuanto a la remuneración, la resolución hace mención al Ingreso Anual Esperado (IAE) del adjudicatario, al que se le pagará en su totalidad las inversiones del proyecto, desglosando costos y gastos de este.

El proponente asumirá la responsabilidad y el riesgo de la elaboración y explotación del proyecto. Los costos y gastos del proyecto deben relacionarse de forma separada en la contabilidad, conociendo que en el valor de los gastos de administración, operación y mantenimiento deben estar incluidos en el ingreso anual esperado.