Sin lugar a dudas el desarrollo de las energías renovables en Chile así como en el resto del globo, se llevó a cabo a partir de la baja de precios en la tecnología.

En este caso es preciso llamar a colación el fuerte descenso de la solar fotovoltaica, que a la fecha es la que energía renovable no convencional (ERNC) que más penetró en el mercado chileno.

De 24.172,24 MW, que es la capacidad total instalada en este país, la solar representa el 10.96% con sus 2.648,24 MW (fuenteComisión Nacional de Energía. Datos hasta Noviembre de 2019).

La participación en la generación renovable en este país escaló de los 5.779 GWh-año en 2014 y 7.416 GWh-año en 2015, a los 12.918 GWh-año en 2018 y 14.748 GWh-año en 2019. ¿Qué sucedió en los años intermedios para que su participación se duplique?

Expertos señalan que el «guante a la medida» que significaron las licitaciones con bloques horarios en el país empujó al sector a ser más competitivo y ganar más lugar en el mercado. Allí, fue el despegue de las energías renovables variables y cuando la solar pasó a adjudicarse la mayor participación en entre las ERNC.

“Las licitación con bloques horarios sirvieron de despegue para el mercado. Ahora, el tremendo avance de la tecnología que sigue bajando de precio y las empresas locales e internacionales mejorando su conocimiento, nos llevan a pensar que si nos ponen como meta alcanzar 100% de energías renovables en 10 años, la industria será capaz de hacerlo. Porque este mercado ya vuela con alas propias”, comentó en conversación con Energía Estratégica Joshua Carvacho, consultor independiente del sector eléctrico chileno.

Como caso testigo de la competitividad de la tecnología, en el proceso de Licitación de Suministro 2017/01 Enel Generación Chile S.A. fue una de las empresas que logró los precios más bajos del mercado. En los 57 sub bloques que ofertó, equivalentes a 1.180 GWh, ofreció un precio promedio de  USD $ 34,7 por MWh. Además, propuso entre sus ofertas por el Bloque de Suministro No 1-B el valor más bajo conseguido en la licitación: USD $ 21,48 por MWh.

¿Qué puede pasar en la licitación de este año? Para el consultor Joshua Carvacho, “de nuevo podrán verse precios más bajos. Eso llegó para quedarse. Creo que las subastas van a arrojar precios por debajo de los US$50. Pero una cuestión particular por señalar es que para estas licitaciones se pide energía firme en todos los bloques, pero considero que cualquier empresa que tenga activos diesel puede hacer oferta a precio de solar y respaldar con diesel, por lo que no tendrán que salir sí o sí energía de base más caras”.

¿Se vendrán nuevas licitaciones? Lo que está sucediendo ahora, de acuerdo a lo advertido por Joshua Carvacho, es que la demanda para las empresas distribuidoras estaría desacelerándose debido a que muchos clientes están optando por el segmento libre, lo que podría llevar a demorar nuevos procesos.

“Hay mucho cliente industrial que se está moviendo de las distribuidoras y eso genera que las necesidades que analiza la Comisión Nacional de Electricidad se estén aplazando. Es uno de los motivos por los cuales incluso el último proceso licitatorio que iba a realizarse en noviembre de 2019 se aplazó para 2020 al ver la baja demanda”, indicó el consultor.