AmCo Consultores es una empresa que presta asesorías y consultorías en los componentes ambiental y social a nivel nacional e internacional.

“Contamos con un grupo de profesionales en diversas áreas, bióticas, abióticas, arqueología y sociales. Nuestra empresa está constituida desde 2012, pero los profesionales que tenemos, cuentan con más de 25 años de experiencia en estos temas”, cuenta Juan Carlos Arocha Londoño, gerente de Proyectos de la compañía.

El ejecutivo destaca el crecimiento del mercado de las renovables en Colombia y confía que en estos temas trabajan junto a OGE, brindando asesoría y consultoría técnica y jurídica.

Cabe señalar que actualmente en Colombia la UPME ha registrado la inscripción de 115 proyectos de energías renovables por más de 7.400 MW, entre los que se destacan 18 centrales eólicas por 2.531 MW y 95 emprendimientos solares fotovoltaicos por 4.892 MW.

En una entrevista para Energía Estratégica, Arocha Londoño apunta sobre la necesidad de conocer los requerimientos del Estado colombiano a la hora de querer construir centrales de energías renovables no convencionales y analiza cómo se está desarrollando el mercado.

¿Qué tipo de servicios son los más requeridos por sus clientes? 

Los temas ambientales, sociales y jurídicos son muy importantes para el desarrollo de los proyectos. Nosotros ofrecemos una asesoría integral, buscando la viabilidad del proyecto desde la elección del terreno donde se va a construir.

En Colombia existen muchas áreas protegidas ambientalmente y con problemas sociales, por esta razón es necesario poder darles a conocer a nuestros clientes todas la alternativas: buenas, regulares y malas del proyecto que van a montar.

Nos encargamos desde el inicio del proyecto y llevamos a nuestros clientes a la obtención de la Licencia Ambiental y los acompañamos en la implementación de las obligaciones y el manejo de los dos componentes, ambiental y social, durante la vida útil del proyecto.

Estamos en capacidad humana y técnica de hacer los estudios, análisis y laboratorios para el licenciamiento de los proyectos.

¿Qué expectativas tiene sobre el 2020 con respecto al desarrollo de las energías renovables? 

Estamos con muchas expectativas, sabemos que van a llegar muchas empresas, pero que deben ser muy bien asesoradas. Por parte nuestra, queremos acompañar a las empresas en todos los procesos, para que no incurran en costos que no son necesarios y que no tengan problemas con las comunidades donde van a realizar los proyectos.

¿Qué balance hace de la subasta a largo plazo que llevó a cabo el Ministerio de Minas y Energía?

Excelente, esto va a cambiar la historia de Colombia. Va a permitir generación limpia y el ingreso de inversión extranjera. Por eso es importante que los inversionistas tengan un acompañamiento y no entren a Colombia a tratar de hacer proyectos que se puedan demorar o que se caigan por el componente ambiental y social.

¿Cree que el año que viene se debiera repetir la experiencia? 

Las subastas se deben hacer paulatinamente, de acuerdo al avance de los proyectos y a las necesidades del país.

Ojalá en Colombia, por su ubicación geográfica, pudiéramos generar energías renovables e ir reemplazando las plantas térmicas (como el carbón), y continuar con la interconexión eléctrica nacional y binacional, como hasta ahora se ha estado haciendo.

¿Considera que el futuro del desarrollo de las energías renovables en Colombia estará más enfocado a contratos bilaterales que a las subastas realizadas por el Estado? 

Para mí las dos alternativas pueden ser buenas. Considero que las subastas son muy buenas, pueden dar mayores alternativas y más seguridad al Estado. Para mí, una opinión bien personal, los contratos bilaterales se pueden prestar para politiquería y pueden llegar a dilatar los procesos.

Bien estudiadas las empresas oferentes en las subastas, pueden dar una garantía de la ejecución y puesta en marcha de los proyectos.