Costa Rica sigue impulsando las energías renovables y ya puso la mirada en darle impulso al hidrógeno verde en el país. Días atrás, por medio del Decreto Ejecutivo Nº 43095-MINAE-H publicado en el Diario Oficial La Gaceta, el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), consideró como bienes inexorables a los equipos para la producción de dicho vector energético. 

Y ahora, Jorge Vargas, asesor técnico del MINAE, reconoció durante la Semana de la Energía (organizada por OLADE) que están trabajando en la planificación, puntualmente en una “ley de promoción del hidrógeno verde”.

Dicho proyecto es impulsado por la Alianza por el Hidrógeno y tiene el objetivo de crear incentivos y beneficios para atraer empresas hacia la industria del H2V, la cual cada vez tiene mayor crecimiento no sólo en el país, sino también a nivel regional. 

A ello, se le debe agregar que están a la espera de los resultados de un estudio económico donde, según palabras del especialista, “se busca identificar fortalezas, oportunidades, la capacidad de producción de H2 que tiene el país y algunos escenarios que podrían ser ventajosos, incluso con alianzas a nivel latinoamericano”. 

¿Cuándo estará disponible? El asesor técnico del Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica señaló que esperan compartir los resultados a finales de año. 

“Nuestro enfoque estará en el sector transporte, pues es nuestra principal fuente de emisiones de carbono, empezando por el transporte de carga, para el cual tenemos varias ideas para hacer pruebas con camiones”.

“Posteriormente, un segundo paso sería tratar de incursionar en procesos de la industria difíciles de descarbonizar, como la metalmecánica. Y también prevemos la incursión en combustibles sintéticos y nos permitiría tener mayor independencia energética, con la cadena de producción propiamente desarrollada y arraigada”, explicó. 

Por otro lado, Jorge Vargas continuó las buenas noticias en materia de hidrógeno para el país y comunicó que durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26), fueron seleccionados, junto a otros tres países, para la fase final de una propuesta. 

Esto se debe a que tiempo atrás el país presentó un proyecto que permitirá investigar e invertir más en el desarrollo de la cadena de la economía del H2, siguiendo en línea con lo que plantean tanto en la ley como en el estudio que se está llevando a cabo.