El pasado miércoles 21, la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y Otros Servicios (FACE), la Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE) y la Federación de Cooperativas Eléctricas y de Obras y Servicios Públicos de la Provincia de Córdoba (FECESCOR) celebraron un convenio de alianza estratégica para avanzar conjuntamente en el desarrollo de proyectos de energías renovables.

En ese marco, Energía Estratégica dialogó con Juan Manuel Rossi, presidente de FECOFE, quien se mostró optimista sobre la licitación de energías renovables Ronda 2.0 del Programa RenovAr, anunciada para el mes de agosto, pero advirtió que deberán tenerse en cuenta una serie de medidas para que se desarrollen proyectos tanto de biomasa como de biogás.

Es que en la Ronda 1.0 del plan de gobierno se establecieron condiciones más propicias para tecnologías como la eólica y la solar que para bioenergías. Los números hablaron por sí mismos: de los 2.423,5 MW que se adjudicaron, apenas 15 MW correspondieron a biomasa y 9 MW a biogás.

Uno de aquellos proyectos de biogás es de la federación FECOFE, denominado Huinca Renancó, de 1,62 MW, a instalarse en la ciudad del mismo nombre, provincia de Córdoba.

El emprendimiento fue presentado por Huinca Bio, una Sociedad Anónima que tuvo que crear FECOFE porque no la dejaron presentarse como cooperativa a la licitación.

Lea también: «El acuerdo entre cooperativas para “subirse al tren” de las renovables»

Ahora, las federaciones que firmaron el mencionado acuerdo presentarán en los próximos días una carta al Ministerio de Energía y Minería para que en la Ronda 2.0 se puedan presentar como Sociedad de Propósito Específico.

“El cooperativismo es un sistema alternativo al de las empresas capitalistas; somos más democráticos, tenemos más en cuenta a las personas y sobre todo distribuimos mejor los excedentes, sin concentrarlos”, explicó Rossi.

Asimismo, les pedirán a las autoridades beneficios fiscales similares a los que tienen las Sociedades Anónimas a través de la Ley 27.191.

“Nos dicen que nosotros estamos exentos de Impuesto a las Ganancias –explica Rossi- pero es que las cooperativas no tenemos ganancias sino excedentes, que no es lo mismo. Nosotros pagamos un impuesto sobre el capital y pagamos un fondo de educación cooperativa, que a veces es más regresivo que el Impuesto a las Ganancias; esto lo dejaremos plasmado por escrito”.

Además, el dirigente precisó que el Ministerio de Energía y Minería deberá mejorar condiciones de precios por MWh: “los 160 dólares de la última licitación no alcanzan”, apuntó y aclaró que los 6 proyectos de biogás aceptaron tal cifra porque ya tenían capitales hundidos.

Lea también: «Qué discuten bioenergías con el Gobierno: precios y metodología, los puntos importantes»

Rossi destacó que de mejorarse el precio y algunas condiciones particulares propias de las tecnologías, están contemplando presentarse con una carpeta de proyectos en por lo menos 4 -Córdoba, Tucumán, Santa Fe, La Rioja -de las 9 provincias en las que FECOFE tiene representación.

Por otra parte, el presidente de la federación de cooperativas agrarias hizo hincapié en los problemas que tiene el sector para el acceso al crédito: “esperamos más colaboración por parte del Gobierno en el financiamiento de los proyectos”.

“Es necesario que hayan líneas claras de financiamiento, a largo plazo y tasas razonables para estos proyectos, y entendemos que el Gobierno está en condiciones de hacerlo. Hay muchos millones de dólares en el Banco Central producto de la deuda externa y del fondeo que ha generado el propio Estado para la generación productiva”, subrayó Rossi.

El dirigente recordó que mucho de estos puntos se trabajó en las Mesas de Biogás, en las que forman parte industriales, tecnólogos y autoridades nacionales, entre otros, y cerró con optimismo: “confiamos que hay predisposición del Gobierno para que crezca el sector”.