La adquisición del negocio de inversores solares de ABB, la cual registró ingresos por aprox. $340 millones en 2019, incluye 800 empleados en 26 países, sus tres sitios de producción, dos en Italia
y uno en India, así como su campus de I+D en Finlandia.

La antigua línea de negocios de ABB incluye una cartera completa, innovadora y totalmente complementaria de productos, sistemas y
servicios que se dirigen a diferentes segmentos y tipos de instalaciones solares.

Durante los últimos ocho meses, tanto FIMER como ABB han trabajado estrechamente para garantizar una transición sin complicaciones para los clientes y empleados, salvaguardando la continuidad del negocio.

A través de esta adquisición, FIMER aumentará su presencia a nivel global a regiones geográficas estratégicas como: Europa, África, Medio Oriente, Asia-Pacífico y en particular a Japón y Norte
América; mientras que mantiene su operación en América Latina. Hoy en día, tiene previsto enviar para finales de 2020 más de 7 GW considerando el negocio combinado.

El compromiso de FIMER es continuar creando valor para sus clientes y socios de negocio, mantener las instalaciones existentes y seguir generando empleos. La importancia en inversión para investigación y desarrollo es clave.

Viendo hacia el futuro, los principales motores de crecimiento de FIMER incluirán el desarrollo de tecnologías avanzadas, incluido el uso de cadena de bloques (blockchain) y productos miniaturizados de vanguardia, así como un gran esfuerzo en digitalización.

Otro impulsor clave será la generación distribuida de energía solar para conectar millones de fuentes de energía renovables para ayudar a respaldar la energía limpia y confiable con un fuerte impacto en todo el sistema de transmisión y distribución.

Por último, pero no menos importante, FIMER también se centrará en micro redes, sistemas que interconectan cargas eléctricas y fuentes de generación de energía distribuida, con la capacidad de operar tanto en conexión con el sistema eléctrico nacional como de forma independiente, y soluciones de almacenamiento.

«Estoy muy contento de anunciar el cierre de esta adquisición», expresó Filippo Carzaniga, CEO de FIMER.

«Durante los últimos años, la industria solar ha desempeñado un papel central en la transición de la energía limpia, superando a las tecnologías tradicionales de generación de energía. Por lo tanto, nuestra estrategia para el siguiente nivel se centra en las oportunidades de expansión hacia mercados con crecimiento prometedor. Creemos firmemente que esta significativa ampliación de nuestra oferta representará un paso más para atender a todos los clientes en todos los segmentos del mercado fotovoltaico y aumentará nuestra posición en un ámbito muy competitivo», agregó Carzaniga .

Y concluyó que «El tamaño y la importancia del negocio solar ha aumentado rápidamente en los últimos años y creemos que ésta es una gran oportunidad para crear valor para el cliente y crecimiento empresarial. Estoy seguro de que la combinación de tener una de las carteras de productos más sólidos junto con nuestro conocimiento, experiencia y pasión será un elemento clave para el éxito «.