Trina Solar es una de las mayores fabricantes de módulos solares fotovoltaicos de nacionalidad china que además desarrolla y construye parques en todo el mundo.

En varias subastas, viene jugando fuerte, sobre todo en Latinoamérica, dónde encuentra un nicho clave de expansión. Tal es así que el 22 de octubre se conoció que resultó ganadora del segmento solar en la licitación a largo plazo de energías renovables de Colombia.

En esta competencia internacional, adjudicó los tres proyectos que presentó: «San Felipe», de 90 MW; «Cartago», de 99 MW; y «Campano», de 99 MW.

La particularidad de estas asignaciones se enfoca en los bajos precios ofertados: entre 95 y 100 pesos por kWh.

Para la comparación en dólares, significa entre 27,5 y 29 por MWh, en línea con los precios competitivos que está viviendo la región.

En una entrevista exclusiva para Energía Estratégica, Rubén Borja, Gerente de Trina para Colombia, revela los desafíos que tiene la compañía por delante.

¿Cuándo firmarán los contratos adjudicados?

Los contratos se firmarán de acuerdo al cronograma de la subasta. Ahora nosotros estamos enfocados en ubicar las garantías, ya que tenemos entre 10 y 20 días para hacerlo, luego de confirmarse la adjudicación. Para establecer los contructions bond (garantía de construcción) y performance bond (garantía de contrato). Ese es el foco que tenemos ahora.

¿Y en qué fecha comenzaría la construcción de los parques?

Estamos apuntando a comenzar a finales del 2020, más o menos dentro de un año, porque las construcciones de estas plantas no demoran más de 12 meses.

Ahora estamos concentrados en conseguir el 100% de los permisos y licencias, además de las obras de líneas de transmisión. Por eso tenemos un cronograma conservador. Estamos apuntando a tener listas las plantas hacia finales del 2021 para entregar energía en enero del 2022.

¿Cómo alcanzaron estos precios en Colombia?

Nuestros tres proyectos fueron adjudicados. Dos de ello, adjudicados en un 100% y el otro en un 96% en el mecanismo de la subasta; luego el otro 4% fue adjudicado en el mecanismo complementario.

Puedo comentar que nuestros proyectos se presentaron en una franja de entre 95 y 100 pesos por kWh (entre 27,5 y 29 dólares por MWh).

¿Cual fue la clave?

Es una información muy sensible..

Lo que podemos decir es que nosotros hemos hecho es un ejercicio de maximizar el precio con el mínimo capex. Es decir, buscamos tener la planta más eficiente con el coste de construcción más bajo.

Y como teníamos una restricción de venta de energía, en lugar de apuntar a generar más energía, apuntamos a generar la energía que nos comprometimos de la manera más eficiente. Esto significa que vamos a tener unos costes de construcción muy competitivos.

¿Es una ventaja por ser fabricante?

Nuestros precios son competitivos pero realistas. Es verdad que nosotros tenemos una ventaja por el hecho de ser fabricantes de módulos fotovoltaicos. Eso es una realidad porque tenemos una visión hacia el futuro de eficiencia en los módulos y de precios. Eso definitivamente ayudó a que ofertemos precios bajos.

Pero también el equipo local conoce muy bien el mercado. Nuestro equipo directivo, tanto en España como en China, también conoce muy bien el mercado, entonces pudieron hacer aportes en términos de analizar sensibilidades de precios de energía y EPC (construcción).

¿Se replicó la estrategia de otros países?

Contamos con la experiencia de haber construido plantas muy parecidas a las de Colombia en México. Allí terminamos de construir un parque solar de 120 MW y estamos avanzando sobre otra de 110 MW. También en Chile con otras tres plantas.

Entonces, cuando tú juntas que somos fabricantes, pudiendo ser competitivos en precios de módulos, y teniendo la previsibilidad de qué tecnología se va a producir en 2021 y a qué precios, conocemos el mercado y sabemos de precios de construcción, nos permitió llegar a esos valores.

También hay que sumar la voluntad que tuvimos de apostarle al mercado colombiano para poder ingresar.

¿Es rentable trabajar en Colombia?

No fuimos los suficientemente austeros como muchas veces la gente dice: que las empresas chinas participan con un margen del 1%. Pero tampoco competimos con expectativas de márgenes de retornos del 20%. Sabíamos que para ganar teníamos que ser austeros con las expectativas de retornos.

¿Están teniendo diálogos con entidades bancarias para la financiación de los proyectos?

No nos hemos aliado con bancos todavía específicamente para los proyectos en la subasta, pero tenemos una excelente relación con ellos.

También haber logrado el cierre financiero para el parque solar Los Llanos (27,2 MWp), que fue un Project Finance duro y puro, nos dio muchísimo conocimiento en este tema.

Hasta el momento no tenemos alianzas con ninguno. La idea es dialogar con bancos locales e internacionales y simplemente decidiríamos avanzar con aquellos que nos pudieran brindar las mejores condiciones financieras.

¿Creen que podrán cerrar Project Finance para alguno de los proyectos o serían vía Corporate Finance?

Yo creo que lograremos cerrar Project Finance para los proyectos y a mejores condiciones de lo que lo hemos logrado anteriormente.

¿Qué montos de inversión se requerirá para la construcción y puesta en marcha de las centrales?

Unos 300 millones de dólares, aproximadamente.

Rubén Borja, Gerente de Trina para Colombia.