El plan, elaborado por la cartera que encabeza Guillermo Dalla Lasta, la EC SAPEM y TRANSENER, incluye los tendidos para vincular la ET de Chumbicha con estaciones localizadas en las localidades El Pajonal y Saujil, del departamento Pomán; en Tinogasta y El Pantanillo, en la Capital, con lo cual se alcanzarían las condiciones para proveer de energía a 1.000.000 de habitantes. Según Servicios Públicos, la concreción de las obras permitirá satisfacer «la demanda del crecimiento poblacional de nuestra provincia en los próximos 20 años”.

La propuesta incluye la ampliación de la ET Recreo, la línea Recreo-Chumbicha (unos 160 kilómetros), un reactor neutro, la nueva ET en Chumbicha con disponibilidad de 450 megavatios y seis salidas de 132 kv, y la expansión del sistema de 220 kv para vincular Chumbicha con las estaciones de El Pajonal, Saujil y Tinogasta.

El costo total de las obras ascendería a U$S 350 millones. La primera etapa, que sería conectar Recreo con la nueva ET Chumbicha, demandaría aproximadamente U$S 185 millones.

El plan también contempla el desarrollo de sistemas de energías renovables, principalmente solar, que con la expansión de las redes de transporte eléctrico, «permitirá el ingreso de energía generada por fuentes renovables al Sistema Argentino de Interconexión”.

Se trata, según Servicios Públicos, del «proyecto público más grande encarado en la historia de Catamarca”, y «el motor fundamental para cualquier otro desarrollo público o privado”.

Lea también: «El Gobierno planifica una ampliación de redes eléctricas a corto y largo plazo»

Es la primera vez que se elabora un proyecto concreto para introducir una línea de 500 kv en territorio provincial y se la pone a consideración de las autoridades nacionales.

La memoria con los anteproyectos que se presentó, entre otros organismos, al Ministerio de Obras Públicas de la Nación, marca las limitaciones que tiene el sistema energético catamarqueño y enfatiza la necesidad de revertirlos para mejorar la prestación a los usuarios y establecer un escenario más propicio a la inversión productiva.

«La provincia de Catamarca tiene una demanda actual de 390 megavatios, que es alimentada eléctricamente con las líneas de 132 kv de las ET de El Bracho y Recreo. La demanda insatisfecha, por otro lado, es alimentada con generación móvil a muy elevados costos”, consigna el informe.

Este sistema trabaja al límite. «Las fallas en algunos de los circuitos de 132 kv restringe el abastecimiento de energía a la provincia. Además, en condiciones de alta demanda se trabaja con tensiones bajas, que provocan fenómenos de colapsos de tensiones, con restricciones en el abastecimiento”.

Una vez que se haga la obra para incorporar a la provincia al sistema de 500 kilovatios, «la demanda estará alimentada principalmente desde la nueva ET Chumbicha (55%), teniendo vinculación con la ET Recreo (35%) y ET El Bracho (10%). Desde el punto de vista de la demanda, será posible prescindir de la actual generación local, ampliando la capacidad de algunos transformadores de rebaje”.

Lea también: «Más renovables al sistema: el Gobierno trabaja para ampliar las líneas de transmisión eléctrica»

Con las instalaciones proyectadas, los eventuales desperfectos y fallas de las dos líneas de 132 kv que llegan desde Recreo carecerán de impacto en el abastecimiento.

«La alimentación desde un sistema interconectado nacional permitirá operar con tensiones de 132 kv seguras, excluyendo la posibilidad de colapsos de tensiones y restricciones de abastecimiento por esta causa”, argumenta Servicios Públicos. Además, subraya que «la situación del NOA en general se verá fortalecida, mejorando incluso la seguridad de abastecimiento de las demandas de El Bracho, Recreo, La Rioja y Santiago del Estero”.

ALIMENTACIÓN

Una vez concluida la obra, la ET de Chumbicha soportará el 55% del consumo de la provincia, la ET de Recreo un 35%, y la ET de El Bracho un 10%, permitiendo prescindir de la generación local.

Fuente: El Ancasti.