“Hubo una expansión en las consultas sobre equipos de energías renovables, sobre todo a partir de que la Ley 27.191 entró en vigencia”, cuenta a Energía Estratégica, Joaquín Garibay, ingeniero a cargo de la División de Energías Renovables de Aercom.

Junto a Hector Armellini, presidente de la firma, Garibay señala que hace 3 años la empresa comenzó a incursionar en las energías limpias, previendo una posible expansión con el avance de dicha normativa en la legislatura. Recuerda que en aquellos tiempos hablar de energías renovables era incongruente.

Y el análisis fue correcto: “actualmente, todos los días una o dos empresas grandes o parques industriales nos llaman para consultarnos sobre cómo llegar al 8 por ciento” del consumo de energías limpias, asegura el joven ingeniero, haciendo alusión a la Ley 27.191.

Cabe destacar que, entre los lineamientos que establece la Ley, fija que toda la demanda deba consumir, a partir del 2018, un 8 por ciento de energías renovables, con la posibilidad de que los Grandes Usuarios (con demandas a partir de 300 kW), puedan comprársela al Estado, negociarla con el sector privado o auto-generársela. De no llegar a esa meta se cobrarán onerosas multas.

Para ello, Aercom decidió lanzar al mercado dos alternativas para la auto-generación. Armellini detalla que, por una parte, están ofreciendo grupos electrógenos que funcionan con biodiesel y, por otra, soluciones solares fotovoltaicas. “Tenemos partner tecnológicos de primera línea”, destaca.

Lea también: «Se definió el número de Grandes Usuarios que deberán utilizar renovables»

Cuenta Garibay que están teniendo consultas de los rubros empresarios más variados, como estaciones de servicios y constructoras, y asegura que ya han hecho “algunas instalaciones importantes”.

Una de ellas es la realizada en la fábrica de biodiesel santafecina Rosario Bioenergy, a la que hace aproximadamente 6 meses se le proveyó un generador de 300 kW que funciona con el biocombustible. Desde aquel entonces que la firma se autoabastece con energías limpias.

Según el referente de la División de Energías Renovables de Aercom, este tipo de sistemas “fue lo primero que empezamos a desarrollar”, “porque el know how ya lo teníamos con combustibles y lo adaptamos a las particularidades que tienen los biocombustibles”, confía.

En cuanto a implantes solares fotovoltaicos, dice el ingeniero que está a punto de entrar en operaciones un sistema de 150 kW para una importante compañía de la provincia de Santa Fe. Antes de que termine el año estaría funcionando.

Aprovechando las bondades de ambas tecnologías: una más económica como la solar fotovoltaica y otra con respaldo y amigable con el medioambiente, como generadores a biodiesel, Aercom está desarrollando sistemas híbridos.

De hecho, a la Convocatoria a Inversiones en Proyectos de Energías Renovables que presentó la Provincia de Santa Fe, la compañía presentó 4 importantes emprendimientos, todos híbridos solar/biodiesel. El de mayor envergadura en Puerto General San Martín, de 10 MW, y los 3 restantes de alrededor de 5 MW, a instalarse en las localidades de Sastre, Rafaela y Tostado.

Ventajas comparativas del biodiesel

Según enumera Aercom, es positiva la utilización de biodiesel porque:

  • Procede de fuentes renovables a la vez que reduce la emisión de CO2 o gas invernadero en un 80% comparado con el diesel.
  • Alarga la vida útil de los motores. Por su alta lubricidad mejora la performance, suavizando la marcha y lubricando los inyectores y las bombas.
  • No contiene azufre en ninguna proporción, con lo cual se evitan
    las emisiones tóxicas.
  • Se origina a partir de un recurso natural renovable, aceites vegetales o grasas animales.
  • Es totalmente biodegradable, con lo cual en caso de derrame no afecta al medio ambiente.