Ayer, el Viceministro de Energía de Colombia, Diego Mesa, participó de un webinar producido por el portal de noticias Energía Estratégica en el que destacó los resultados obtenidos en la subasta a largo plazo de energías renovables y las características que la transformaron en un proceso exitoso.

Allí el funcionario reveló que propuso que el mecanismo fuera en dólares. Luego de debates y consultas con el sector privado, la subasta se fijó en contratos a 15 años pero en pesos colombianos.

El resultado fue uno de los mejores de la región latinoamericana: se adjudicaron 9 proyectos eólicos y solares a 4 generadores por 1.373 MW, por un total de energía de 12.050 MWh/día, a un precio de 95 pesos por kWh.

A pesar de ello, la máxima autoridad de Energía del país andino aseguró que en el Gobierno de Ivan Duque no están elaborando otra licitación estatal. “En este momento no estamos planeando una segunda subasta”, indicó.

Para Mesa, muchos de los proyectos que quedaron afuera de la licitación, donde se habían presentado 56 proyectos de energías renovables por 4.773 MW, encontrarán actividad en el mercado entre privados.

A propósito de ello, el Viceministro de Energía comentó que los modelos de estandarización de contratos que presentaron la Bolsa Mercantil y Derivex podrían reglamentarse este año, a pesar de los problemas que está ocasionando el COVID-19.

Entre otros temas, el Viceministro de Energía adelantó que estará lanzando entre este y el próximo mes una nueva subasta por 50 MW de almacenamiento de energía mediante baterías, que será adjudicado este año.

¿Habrá prorrogas para los proyectos de energia debido al COVID-19? ¿Qué incentivos está pensando el Gobierno para generación distribuida? Todas las preguntas fueron respondidas por el funcionario durante el webinar.