Según pudo chequear Energía Estratégica, a partir de la semana que viene, cada grupo que trabaja en la Misión para la Transformación Energética estará presentando nuevos informes, recogiendo algunos de los comentarios que hizo el sector privado acerca de la primera versión de los mismos.

Este paso, clave para la definición de esta extensa iniciativa que tiene por objeto marcar la actividad energética de Colombia por las próximas décadas, permitirá al Gobierno empezar a delinear políticas a largo plazo.

La Misión de la Transformación Energética se constituyó hace casi un año. Está integrada por 20 expertos nacionales e internacionales que revisaron la literatura académica del sector eléctrico colombiano, se evaluaron experiencias de distintas partes del mundo y se concentró la propuesta en cinco focas interdependientes.

Hace poco, los grupos de trabajo elaboraron el segundo que define el alcance de la Misión de transformación energética y modernización de la industria eléctrica –DESCARGAR-.

Los 5 focos

Foco No. 1. Competencia, participación y estructura del mercado eléctrico.

(Presentación Foco No. 1)

Con la inclusión de energías renovables, uno de los retos es mantener la estabilidad del sistema y seguir ofreciendo confiabilidad. Por eso una de las tareas de los expertos fue analizar el esquema de cargo por confiabilidad y evaluar cómo hacer más eficiente la formación de precios, dentro de los principios de confiabilidad y sostenibilidad, para beneficiar al usuario final del servicio de energía eléctrica.

Foco No. 2. El gas natural en la transformación energética. Abastecimiento, suministro y demanda

(Presentación Foco No. 2)

Los expertos trabajaron en estrategias para lograr una coordinación más eficiente entre el gas y la generación de energía eléctrica, y dinamizar la oferta y la demanda del gas natural, aumentando su participación en las plantas de generación.

Actualmente, el gas tiene una participación de menos del 12% en la generación de energía eléctrica. También evaluaron cambios en el sistema de transporte de gas para asegurar el suministro con precios eficientes en el corto y mediano plazo.

Foco No. 3, (Fase I). Descentralización y Digitalización de la Industria y la Gestión Eficiente de la Demanda.

Foco No. 3. Hoja de ruta regulatoria para un desarrollo más eficiente de los recursos distribuidos.

(Presentación Foco No. 3)

Este foco responde directamente a los cambios tecnológicos que experimenta el sector energético. Busca dar una mayor relevancia en el mercado a la demanda (consumidores), que ha sido tradicionalmente pasiva.

Analiza, por ejemplo, cómo introducir las tecnologías de medición avanzada, qué cambios son necesarios para que el usuario final tenga un rol más predominante en el mercado, cuál sería su participación, y cuál sería la estructura tarifaria para que el usuario final reciba señales de precios que le permitan tomar decisiones de consumo más eficientes y mejor fundamentadas.

Foco No. 4. Cierre de brechas, mejora de la calidad y diseño y formulación eficiente de subsidios.

Foco No. 4. (Resumen Ejecutivo: Diseño y Formulación de Subsidios) Cierre de brechas, mejora de la calidad y diseño y formulación eficiente de subsidios.

(Presentación Foco No. 4 – 1)

(Presentación Foco No. 4 – 2)

La Misión de expertos evaluó cómo lograr una asignación más eficiente de los subsidios, que permita enfocar los recursos donde realmente se requieren. Actualmente, cerca del 90% de los usuarios recibe subsidios de energía y el 60% recibe subsidios de gas, en un contexto donde la pobreza monetaria no llega al 30% y la pobreza multidimensional es menor al 20%.

Los expertos de este foco analizaron diferentes formas para lograr una mejor asignación de los subsidios. Esto, a su vez, puede contribuir a cerrar las brechas de equidad y así llevarle energía a más de 500 mil familias que hoy no cuentan con este servicio.

Foco No. 5. Institucional y Regulatorio.

(Presentación Foco No. 5)

Este foco analiza cómo aterrizar las distintas propuestas en un marco institucional y regulatorio que contribuya con los propósitos generales de una mayor competitividad, confiabilidad y responsabilidad ambiental y social.

Los expertos formularon una serie de recomendaciones encaminadas a fortalecer y modernizar las instituciones y entidades del sector, y lograr una mayor coordinación que les permita responder a los nuevos desafíos del sector eléctrico.