12 de marzo de 2018

Energía Estratégica

Por Energía Estratégica
[email protected]

Expectativas por Ley de Distribuida: 2017 de “evangelización”, 2018 de expansión

Desde el directorio de Inar, empresa desarrolladora de proyectos de energías renovables, sostienen que de aplicarse virtuosamente la Ley nacional de Generación Distribuida aflorarán cientos de proyectos y nuevos prosumidores que hoy se encuentran a la expectativa.

Pablo Gambetta, Gerente de Inar, cuenta que el 2017 fue un año de “muchas promesas y expectativas” pero de pocas “concreciones” de proyectos.

Desde el año 2009, Inar se metió de lleno al área de la ingeniería eléctrica y desarrollo de proyectos de energías renovables. Entre las iniciativas más interesantes, la empresa destaca estudios factibilidad de generación eólica para para Barrick-Veladero y su participación en el emblemático proyecto fotovoltaico de Cañada Honda (el más grande en operación hasta el momento).

Pero ante esta nueva coyuntura, Gambetta confía a Energía Estratégica que Inar ha realizado importantes instalaciones y estudios para empresas de gran consumo energético, pero insiste que la temporada pasada prometía mucho más que sus resultados en potencia fotovoltaica instalada.

“Hemos recibido cientos de consultas y pedidos de cotización de proyectos que todavía no se materializaron en obras, este año lo percibimos como un tiempo de “evangelización””, señala el especialista. Ha sido un año de exploración por parte de los clientes de las posibilidades de la tecnología y sus costos.

Gambetta, al igual que muchos otros empresarios del sector, pone sus fichas en este 2018. ¿Por qué? “La reglamentación de la Ley nacional de Generación Distribuida (a partir de fuentes renovables) genera muchas expectativas”, enfatiza.

Lea también: “Bajar costos a partir de renovables: el plan de Inar para mejorar al sector PyME”

Es que la Ley habilitará a todos los usuarios residenciales, comerciales e industriales del país a inyectar energía limpia a la red eléctrica. Y además propone un fondo de incentivos (FODIS) que se nutrirá, en principio, con 500 millones de pesos provenientes del Tesoro Nacional.

Pero para que todo esto sea una realidad, debe aplicarse la Ley. Según Ignacio Romero, Director Nacional de Generación Distribuida del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, “en el primer semestre tendríamos la reglamentación lista”.

“Para los usuarios medianos y grandes, donde se den instalaciones de alrededor de los 200 kW o más grandes, los números ya cierran, con plazos de amortización por debajo de los 10 años. De aplicarse virtuosamente la Ley, va a ser muy atractivo para estos usuarios autogenerarse o meterse en el negocio del mercado entre privados”, asegura Gambetta.

El Gerente de Inar cuenta que hasta el momento existe mucho interés, pero a la vez cierta temor a invertir por parte del empresariado por tratarse de inversiones de largo plazo en un contexto de energía todavía subsidiada y de cambios de políticas energéticas con múltiples definiciones pendientes. Todo esto genera mucha incertidumbre y demora las decisiones. En la medida que el marco legal y todo el esquema de incentivos termine de entrar en operación efectiva y se tome conciencia que la eliminación de subsidios a la energía será progresiva pero inevitable el negocio proliferará con mayor vigor.

Lea también: “El Gobierno analiza lanzar a consulta pública la reglamentación de la ley distribuida”

“No me cabe dudas que el costo de la energía solar estará por debajo del costo de la energía que pagaran en promedio los usuarios comerciales e industriales en nuestro país”, sostiene Gambetta. Actualmente el precio monómico de la energía gira en torno a los 76 dólares por MWh y a esto todavía hay que agregarle el costo de transporte y distribución y los impuestos vinculados.

“Confiamos que en 2018 este mercado despegue: consolidado el marco legal y cuando se alcance una pequeña masa crítica de empresarios que hagan el clic y se conviertan en prosumidores, esperamos se produzca un efecto en cadena, surgiendo de forma exponencial los proyectos de energías renovables”, enfatiza el especialista.

Dejanos tu comentario sobre este artículo