29 de noviembre 2022

Uruguay a través de Salto Grande busca meterse en la industria del hidrógeno verde

Argentina firmó un acuerdo de u$s 8.400 millones con una empresa australiana, y desde el gobierno uruguayo intentarán participar de la inversión.
En noviembre de 2021, el gobierno argentino anunció un acuerdo de inversión con la empresa australiana Fortescue por 8.400 millones de dólares para la explotación y exportación de hidrógeno verde en su país. Un año más tarde, la inversión no se concretó. Las autoridades de Salto Grande, en tanto, analizan la posibilidad de tener alguna participación en esos proyectos.

Según informó en aquel entonces el exministro argentino de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, los inversores oceánicos pedían como única condición que hubiera “certidumbre en materia de inversiones”. Ahora, frente a la posibilidad de algunos reparos de la firma australiana en ese sentido, las autoridades del Uruguay pusieron la atención ante la oportunidad de aprovechar parte de ese financiamiento.

Carlos Albisu, presidente de la delegación uruguaya de la Comisión Técnico Mixta de Salto Grande (CTM) que se comparte con el país vecino, viajó en el último tiempo a Río Negro para reunirse con las autoridades de esa provincia argentina, donde está prevista la inversión. En la parte uruguaya consideran que Fortescue está dispuesta a integrar al proyecto a Uruguay Chile, aunque manteniendo la centralidad en la Patagonia.

De esa manera, Salto Grande podría captar parte de los 8.400 millones de dólares invertidos. Es una posibilidad que en el gobierno nacional analizan con seriedad. En los próximos días viajará a Amsterdam una comitiva compuesta por funcionarios del Ministerio de Industria; de Ambiente; Ancap y Uruguay XXI. Allí estará también Ignacio Texeira, que es el ingeniero que lidera el área del hidrógeno verde en la parte uruguaya de la represa.

Salto Grande genera 6.700 GWh al año. Sus 14 turbinas, de 135MW cada una, suman una potencia total de 1.890 MW. Sin embargo, desde la represa ubicada en el Río Uruguay buscan aumentar su producción y ven en eventuales proyectos de hidrógeno verde una gran oportunidad.

Las conversaciones con compañías europeas vienen de hace tiempo. Ahora, la puerta de la australiana Fortescue podría implicar una puerta aún más cercana para que Uruguay entre a esa industria de lleno.

Fuente: Ámbito.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *