UNEF celebra doblemente el éxito de la primera convocatoria de subasta de energías renovables desde 2017 en la que la energía fotovoltaica ha demostrado su competitividad al lograr la adjudicación de 2.036 MW de los 3.034 MW subastados.

Además, se felicita porque la adjudicación ha estado muy repartida entre empresas y ha abarcado todo tamaño de proyectos, dando cabida a una gran variedad de actores.

“La energía fotovoltaica ha puesto de manifiesto su competitividad en estas subastas. El enorme interés suscitado por los proyectos de energía fotovoltaica, la más barata del mercado y la de menor impacto en el medioambiente, ha quedado patente con la adjudicación de dos tercios de la energía subastada. El resultado son unos precios que permitirán trasladar un beneficio en la factura de la luz de los consumidores”, declara Rafael Benjumea, presidente de UNEF.

El precio medio de la subasta de KW fotovoltaicos ha resultado de 24,47€/MWh, una retribución garantizada y sostenible para los próximos 12 años lo que va a facilitar la financiación de las instalaciones que se han hecho un hueco en las subastas. El precio medio obtenido de 24,47€/MWh supone un descuento del 28% sobre el precio de mercado de la electricidad en 2020, año de precio particularmente bajo por el COVID, y de un 49% sobre los precios del año 2019.

Desde UNEF esperamos que estas subastas se complementen con la celebración de otra puja específica para proyectos de menos de 10MW en las que salga a mercado un 20% de la capacidad subastada (600MW) y otra subasta específica para proyectos con almacenamiento.

“El éxito del modelo de subasta elegido ha demostrado ser una fórmula acertada tanto por el volumen de proyectos como por el precio que se ha capturado para los consumidores. El éxito de la subasta de energías renovables supone el éxito de la energía fotovoltaica, con 2034MW conseguidos, y de los ciudadanos, que ahora contarán con una energía más limpia y barata”, asegura Benjumea.