Causó sorpresa y cierta preocupación en el gobierno neuquino la degradación del Ministerio de Energía a secretaría dependiente de la cartera de Economía, una decisión del presidente Mauricio Macri en el marco de las medidas anunciadas para enfrentar la creciente crisis financiera del país. La cartera era clave para las inversiones en Vaca Muerta, que son fundamentales para la economía provincial.

Fuentes ligadas a la gestión energética del gobierno provincial aseguraron a este diario que no se esperaba el cambio de rango para Energía, hasta que se confirmaron los rumores que circularon todo el fin de semana.

Concretamente, el hasta ahora ministro de Energía, Javier Iguacel, quien desembarcó en lugar de Juan José Aranguren hace unos meses, pasará a ser secretario del área, que funcionará bajo la órbita del recreado Ministerio de Economía, a cargo de Nicolás Dujovne.

“Vamos a tener como jefe del secretario a un ministro que no maneja la cuestión energética, con lo cual la mirada puede ser distinta”, deslizó el ministro de Energía de la provincia, Alejandro Monteiro, al ser consultado por este medio sobre el anuncio presidencial.

Con un tono entre sorprendido y preocupado, Monteiro se explayó: “Pensamos que en adelante la mirada económica puede prevalecer sobre las necesidades energéticas, que fueron las que primaron hasta ahora. La Secretaría de Energía conservará su presupuesto, pero las prioridades serán definidas por Economía”.

Lea también: «Sube el riesgo país y se complican los proyectos de energías renovables de la Ronda 2»

El funcionario del gobierno de Omar Gutiérrez remarcó que “históricamente Energía fue secretaría, pero se le había elevado el rango a ministerio, dándole autonomía para contemplar las necesidades energéticas que se ven a futuro. Ahora, el funcionamiento dentro de Economía es un tema”.

Las cuentas públicas de Neuquén no acusan de forma directa los golpes de la crisis que se desató a nivel nacional porque reaccionan de forma contraria a las de otras provincias ante los efectos de las corridas cambiarias, puesto que una proporción importante de sus ingresos está dolarizada, como las regalías y los impuestos ligados a los negocios hidrocarburíferos.

De todos modos, las inversiones que espera la provincia, fundamentalmente en Vaca Muerta, tienen una fuerte dependencia de la situación nacional y de las medidas gubernamentales que la rodean.

“Exigimos que se comprenda que dichas medidas afectan la capacidad productiva de la provincia y el país, así como impactan negativamente en la senda exportadora de gas iniciada recientemente y el desarrollo de Vaca Muerta, motor energético del país”. Omar Gutiérrez, el gobernador reclamó “generar empleo y captar inversiones”.

Fuente: LM Neuquén.