Simon Zhao: “Con la nueva planta en Tecomán aumentaremos el alcance de nuestra cadena de suministro“

El CEO y presidente de Solarever revela a Energía Estratégica los objetivos de la segunda línea de producción de 600MW anuales para la fabricación de módulos fotovoltaicos. El análisis del impulsor del millonario proyecto.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

En el marco de una crisis climática global sin precedentes, México se ha convertido en uno de los países más prometedores para el impulso de las energías renovables por su ubicación geográfica y ventajas comparativas.

Bajo esta premisa, Solarever inaugura en Tecomán, estado de Colima, su segunda línea de producción de 600MW anuales, con una inversión de $35 millones de dólares en maquinaria especializada y automatizada para la fabricación de módulos fotovoltaicos 100% mexicanos.

Actualmente, la planta está activa con su primera línea de producción que es de 500MW desde el 2019 y permite una producción de módulos con celdas de 156, 158 y hasta 166 milímetros.

En conversaciones con Energía Estratégica, Simon Zhao, CEO y Presidente de Grupo Solarever, cuenta detalles, expectativas y atributos del ambicioso proyecto fotovoltaico que busca eficientar su producción y la calidad de sus productos.

¿Qué características van a tener los paneles que producirán en la planta en cuanto potencia y eficiencia?

La planta está diseñada para fabricar módulos desde 400W hasta 660W en el futuro cercano, con una eficiencia de hasta 22.0% en sus modelos de línea.

La producción de la planta va a destinada a nivel utility scale, y generación distribuida. Incrementar la capacidad de producción de la planta permite atender todas las necesidades y expectativas de ambos mercados.

El parque estaría alimentando todas nuestras bodegas en territorio nacional (Tijuana, Chihuahua, Monterrey, Guadalajara, León, Veracruz, Cuautitlán, Mérida) y proyectos de gran escala en Estados Unidos, principalmente.

¿Cuándo entraría en operación y cuáles son los próximos pasos?

La planta ya se encuentra en producciones piloto y procesos de certificación. A finales de mes se podría considerar en operación regular.

Nuestro objetivo siempre es seguir creciendo, y tanto el mercado como la confianza que tenemos en la marca nos permiten buscar esa expansión constante. 

Los siguientes pasos estarán enfocados en incrementar el alcance de nuestra cadena de suministro (celdas solares, marcos de aluminio, etc.), incrementar los centros de distribución en México y Estados Unidos para estar cada vez más cerca de nuestros clientes, y empezar a pensar en la siguiente planta en un par de años.

Para Solarever también es importante garantizar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible dentro de la agenda 2030 y con ello colocar a la industria fotovoltaica como una de las industrias líder en México. Con estas metas en mente, la producción de módulos fotovoltaicos en la nueva línea equivale a una reducción en la huella de dióxido de carbono de 832,258 toneladas, alcanzando con ello salvaguardar un total de 45,806, 451 árboles anuales.

Teniendo en cuenta que hubo un aumento a nivel mundial en los precios de los paneles, ¿se está pudiendo competir con países como el gigante asiático?

Siempre es un desafío competir con marcas internacionales, tanto en precios como en calidad. Esta nueva línea de producción nos da una nueva ventaja en costos y especificaciones técnicas, y son nuestros clientes y nuestra expansión constante quienes finalmente avalan nuestra competitividad.

¿En qué porcentaje se va a fabricar localmente?

Solarever cuenta orgullosamente con la Certificación Hecho en México, que respalda el nivel de fabricación mexicana con el que cuenta la planta. 

Ciertamente, aún existen muchas materias primas que debemos importar debido a que no se encuentran disponibles de este lado del mundo, pero también es parte de los proyectos de crecimiento que tenemos a corto y mediano plazo.

¿Cómo se encuentra actualmente la cadena de suministro?

Desde nuestros centros de investigación y procura en China, fábricas de celdas y paneles solares en Irapuato y Tecomán, respectivamente, y centros de distribución estratégicamente cerrando el ciclo, nuestra cadena de suministro está diseñada para tener un control completo de los productos y poder garantizar su calidad hasta el momento en el que llega a manos de los clientes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *