Hace minutos nomás, la Superintendencia de Servicios Públicos (Superservicios) determinó el destino de Electricaribe, compañía eléctrica que el propio Estado de Colombia expropió a la española Gas Natural Fenosa por presuntos incumplimientos, que se evidenciarían en los deplorables servicios de energía eléctrica en la costa Caribe, allí donde opera.

La subasta se llevó a cabo vía streaming debido a las medidas que tomó el Gobierno nacional para mitigar el posible avance del coronavirus. Las autoridades debieron sortear algunos problemas técnicos, que retrasó el inicio de la transmisión por casi media hora.

Las empresas interesadas podían hacer ofertas por la totalidad de Electricaribe o bien por alguna de sus partes –Caribe Sol o Caribe Mar-, dada la envergadura de la compañía eléctrica ya que posee el 23% de la demanda de Colombia.

La Fase 1, que implicaba la totalidad de la compañía, quedó vacante, sin ofertas. En cambio en la fase 2 hubo dos interesados: uno en cada segmento.

Tal como estaba previsto, Empresas Públicas de Medellín –EPM- ofertó y adjudicó Caribe Mar, que se extiende por los departamentos de Bolívar, Córdoba, Sucre y parte de Cesar. Tiene 1,51 millones de clientes y ventas anuales calculadas en 6.431 GWh.

En cuanto a Caribe Sol, la oferta por este tramo llegó de la mano de la UTE Consorcio Energía de la Costa, conformada por Latin America Corp y Empresa de Energía de Pereira. Comprende los departamentos de Atlántico, Guajira, Magdalena y parte de Cesar. Tiene 1,21 millones de clientes y ventas anuales que se calculan en 6.016 GWh.

Los montos de inversión que deberán destinar estos nuevos operadores en los próximos cinco años ascienden a $3,2 billones para Caribe Mar y $2,6 billones para Caribe Sol. La proyección a 10 años es de $5 billones para Caribe Mar y $3,7 billones para Caribe Sol.

Realizada la subasta, las firmas adjudicatarias iniciarán los trámites legales para la conformación de las dos empresas que garantizarán la continuidad del suministro del servicio de energía eléctrica. Por su parte, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios continuará el proceso de intervención de Electricaribe hasta formalizar su liquidación, conforme lo establece el marco legal.

Al finalizar la sesión de subastas del mercado de energía de la región Caribe, la superintendente de Superservicios, Natasha Avendaño García, destacó: “Durante la intervención de Electricaribe hemos asegurado los recursos para la continuidad del servicio, como es nuestra obligación constitucional, a través del Fondo Empresarial; gestionamos recursos para inversiones en el Consejo de Política Económica y Social – Conpes y lideramos la estructuración del mejor esquema de solución para que el servicio cumpla las condiciones de calidad, continuidad y cobertura que merece esta amplia zona del país”.

Celsia se baja de la subasta por Electricaribe, una de las compañías eléctricas más importantes de Colombia