Schneider Electric certifica su Planta Santiago como filial Cero CO2

Esta certificación se traduce en la mitigación de emisiones de carbono en su operación, lo cual se alinea con los objetivos de sostenibilidad de la compañía tanto a nivel global como local.

Schneider Electric comenzó el segundo trimestre de 2023 con importantes anuncios en materia de sostenibilidad tras dar a conocer que su Planta Santiago recibió el estatus de filial Cero CO2, un logro que se traduce en la mitigación de más de mil toneladas de emisiones de este gas a la atmósfera, junto con el cumplimiento de una serie de requisitos que acreditan a la planta como emisora de cero toneladas de CO2 relacionadas con el consumo de energía y Hexafluoruro de azufre, o gas SF6, relacionado con la intensificación del efecto invernadero.

El estatus sigue un indicador interno, auditado por la consultora PWC, que reconoce unidades que utilizan 100% energía renovable, monitorean digitalmente todo su consumo eléctrico y no pierden SF6. Este se enmarca en el plan de sostenibilidad de la compañía, cuyo foco se basa en la mejora continua de parámetros ESG.

Plan que se suma a la estrategia global de Schneider Electric, que busca consolidar al menos 150 filiales de este tipo al 2025, contando 71 sucursales a nivel mundial y cuatro en América Latina a la fecha, incluyendo Chile como una de ellas.

“El cuidado por el medio ambiente siempre se ha ubicado en el ADN de la compañía. No por nada en 2021 fuimos elegidos como la empresa más sostenible del mundo por el prestigioso ranking Global 100 de Corporate Knights, estando dentro del top 5 durante 2022. Esto refleja que nos tomamos muy en serio el desafío de combatir el cambio climático a través del aporte que podemos hacer como empresa a todas las dimensiones del ESG. Un ejemplo muy concreto de esto es nuestra planta en Santiago, una de las más modernas y sostenibles del país, lo que queda demostrado con la certificación filial Cero CO2 que recibimos y que nos motiva a seguir por el mismo camino”, dijo Mario Velázquez, Country President de Schneider Electric en Chile.

La planta de la compañía, ubicada en la comuna de Quilicura, utilizó 230 toneladas de resinas plásticas recicladas en sus procesos productivos entre 2021 y 2022, logro que se acerca velozmente a la meta de alcanzar el uso de 240 Tn. para 2025.

Esto junto con incorporar otras acciones en línea con su compromiso por el medio ambiente, como la integración de transporte eléctrico en su logística y la reducción de su consumo energético en torno a su línea base, con la meta de alcanzar un 9% de eficiencia durante este año y así superar la cifra de 8.5% obtenida entre 2021 y 2022.

“Actualmente, la Planta Santiago es 100% limpia en materia energética gracias al convenio con Enel Chile, ya que la energía utilizada proviene de energías renovables. Además, se utiliza una gran cantidad de material reciclado en los distintos procesos que se llevan a cabo día a día, logrando superar 74 toneladas en 2022. Además, utilizamos nylon reciclado proveniente de redes de pesca recuperadas del sur del país para producir parte de los componentes del tomacorriente Génesis”, manifestó Carlos Rizik, jefe de Planta en Schneider Electric Chile.

La compañía además fue calificada como filial Waste to Resource en 2022 por su compromiso con el reciclaje y excelencia en la gestión de residuos. Hito que se enmarca al objetivo de la compañía por alcanzar 200 filiales de este tipo a nivel global, lo que se traduce en que al menos el 99% de los residuos generados sean reutilizados para no terminar depositados en vertederos. La empresa también tiene la meta apoyar a sus clientes en evitar 800 millones de toneladas métricas de CO2 al 2025. Esto, a través de sus soluciones de eficiencia energética, electrificación, automatización industrial y servicios de consultoría en energía y sostenibilidad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *