Río Negro ya cuenta con la reglametanción de su ley de generación distribuida

Más de un año después de adherir a la normativa nacional, la provincia detalló cómo serán las autorizaciones de los sistemas renovables, el mecanismo de facturación y los créditos por la energía inyectada por los usuarios - generadores.

La provincia Río Negro publicó la reglamentación su ley de generación distribuida (LP N°5617) por la que adhirió a la ley nacional N°27424 tras más de un año desde la entrada en vigencia de su normativa provincial (diciembre 2022). 

Con ello se pretende mejorar las leyes anteriores en la materia, que datan del año 2017, y detallar cómo será el régimen de fomento, la autorización y requisitos de los equipos de generación distribuida, así como el mecanismo de facturación y créditos por la energía inyectada por los usuarios – generadores (UGER).

“También comenzaremos a firmar convenios con unidades académicas para que brinden cursos y entreguen certificados para los instaladores”, explicó María del Carmen Rubio, directora de Evaluación de Proyectos y Regulación de la Secretaría de Energía de Río Negro, en conversación con Energía Estratégica.

Una de las novedades de esta iniciativa rionegrina fue la incorporación de la figura del usuario – generador colectivo, es decir aquellos del servicio público de distribución eléctrica que se agrupan bajo la forma de un aprovechamiento colectivo para la generación eléctrica a partir de fuentes de energías renovables. 

Esto va en línea con lo hecho en primera instancia en provincias como Córdoba, Mendoza o Santa Fe, y posteriormente a nivel nacional a mediados del año pasado, cuando la Secretaría de Energía de la Nación añadió esa figura normativa y a los “Usuarios Generadores Comunitarios Virtuales”. 

En el caso de Río Negro, los UGER Colectivos podrán instalar una potencia igual a la suma de las potencias que cada usuario de la red de distribución tiene contratada con el distribuidor para su demanda, no pudiendo superar el valor máximo que se defina para esta categoría de usuario en la reglamentación. 

Mientras que el usuario de la red de distribución que requiera instalar una potencia mayor a la que tenga contratada para su demanda, debe solicitar una autorización especial ante el distribuidor. 

“Ya tenemos 80 UGER activos que suman aproximadamente 700 kW de potencia instalada, a la par que hay otros 18 UGER haciendo el trámite. La mayoría son residenciales, pero incentivamos a que sean las empresas las que se puedan animar a estas instalaciones y lograr un porcentaje de su autoabastecimiento con este tipo de tecnología”, señaló María del Carmen Rubio. 

“La mayor cantidad de ellos se encuentra en la zona de Alto Valle, pero con estas leyes intentaremos fomentar para que se incremente el número de usuarios – generadores, ya que se les facilitan los trámites para ello y esperamos que todo esto sea un incentivo”, añadió. 

La compensación económica por la inyección de energía a la red se realizará en la factura correspondiente al período en que se realizó la inyección. Y dicha compensación será bajo el modelo de balance neto de facturación, que resultará del cálculo neto antes de impuestos, entre el valor monetario por la energía demandada (costo de abastecimiento más el Valor Agregado de Distribución) y el valor monetario por la energía inyectada (tarifa de inyección). 

Además, el usuario – generador podrá ceder sus créditos acumulados por inyección de excedentes hacia otros usuarios del sistema servidos por el mismo distribuidor, ya sea de forma total o parcial. Aunque en el caso de que el crédito cedido involucre más de una cuenta de usuario, se deberá indicar el porcentaje cedido respecto de cada cuenta. 

“A ello se debe agregar que la Agencia de Recaudación Tributaria de la provincia aplicará la exención al impuesto sobre ingresos brutos para los usuarios- generadores”, complementó la directora de Evaluación de Proyectos y Regulación de la Secretaría de Energía de Río Negro. 

Entidades públicas con generación distribuida

La ley provincial incluyó una serie de artículos para que tanto los edificios públicos existentes (de forma gradual) como los nuevos y futuros (desde su construcción) incorporen algún sistema de GD proveniente de fuentes renovables, conforme al aprovechamiento que pueda realizarse en la zona donde se ubique.

Y del mismo modo, desde el gobierno rionegrino trabajan fuertemente con el etiquetado de vivienda, por lo que todo inmueble que posea un sistema de generación propia logrará un mejor índice de prestaciones energéticas (IPE).

 

1 Comentario

  1. Mario Dalmasso

    Felicitaciones Río Negro por éste paso tan importante para el fomento de las energías. Gracias Matías Medinilla.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *