Repercusiones en la industria por anuncios de licitación de corto y largo plazo en Panamá

Carlos Mosquera, gerente general de ETESA, reveló a la Prensa que se aproximan nuevas convocatorias para cubrir el suministro eléctrico, generando revuelo entre actores del mercado. ¿Qué primeras impresiones tuvo la industria? 

Se dio a conocer que la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa) en coordinación con la Secretaría Nacional de Energía (SNE) iría a convocar próximamente a licitaciones de corto y largo plazo.

El objeto de estos mecanismos sería poder asegurar contratos de suministro de energía a los precios competitivos del mercado.

Según adelantó a la Prensa Carlos Mosquera, gerente general de ETESA, la primera convocatoria involucraría el suministro de electricidad a corto plazo entre 2023 a 2025, para lo cual se convocaría a centrales que estén operando en el mercado.

Por otro lado, la licitación a largo plazo estará destinada a contratos de suministro entre 2026 a 2040 en las que sí podrían participar centrales nuevas además de las existentes.

Haciéndose eco de aquella exclusiva de Wilfredo Jordán, Energía Estratégica se comunicó con ETESA verificando la veracidad de aquello.

A la espera de una declaración de un portavoz de la empresa estatal, este medio de noticias se comunicó con un miembro del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) para conocer la recepción que hubo en el sector eléctrico tras el anuncio de próximas licitaciones.

¿Cuál es el escenario ahora? «Estamos en una especie de limbo», advirtió Nanik Singh. Desde la perspectiva de este miembro del SIP, las «demoras en la construcción de megaproyectos a gas» ponen un manto de incertidumbre en el mercado eléctrico panameño que sería necesario clarificar antes de dar paso a nuevas inversiones.

“Mi recomendación sería definir qué va a pasar con la central de Sinolam, si se va a hacer o si no que se cancele y que esa capacidad que se había asignado se incorpore a las licitaciones nuevas que quiera hacer ETESA”, expresó.

De allí, también sugirió que sería preciso que se trabaje para que las nuevas licitaciones sean estrictas y las partes honren los contratos para evitar dilaciones de más de una década esperando por proyectos.

Al respecto, indicó que hay muchas expectativas para conocer cómo se estructurarán las licitaciones. Y, entendiendo que será la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa)  en coordinación con la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP) quien elabore los pliegos, señaló que será importante que la ASEP tome las lecciones aprendidas de sus convocatorias previas brindando flexibilidad en las ofertas para encaminar estos nuevos procesos al éxito.

“Muchos generadores habían ofertado precios razonables y no fueron adjudicados porque el precio de referencia de la licitación fue muy bajo. Esto es algo a revisar porque al negar esos contratos, perdimos la oportunidad de contratar energía competitiva de licitaciones, que aunque algunos generadores hubiesen tenido precios más elevados que otros, si se hubiera ponderado todo de seguro hubiéramos tenido precios más estables de lo que hemos venido experimentando al tener que consumir energía del mercado ocasional sujeto a elementos volátiles como son los combustibles fósiles como el gas natural, petróleo, carbón o búnker”, explicó Nanik Singh, quien además de ser asesor de Energía en el SIP es director de Energy Experts Global y Potencia Verde.

De allí, puso en consideración que para estos mecanismos las tecnologías más recomendables a las cuáles apostar deberían ser un mix de recursos renovables.

Tanto la licitación de corto y largo plazo deben ser para renovables. Considero que lo que hay que licitar es viento, agua y sol. Porque los precios que hay de combustibles fósiles principalmente el gas, que es a lo que ha apostado últimamente el gobierno, tiene un precio que está por las nubes y además tiene un riesgo de falta de suministro”.

Y concluyó: “Se debe ir por un abanico de ofertas renovables que por un lado nos da un precio estable y competitivo; y, por otro lado, se deben adecuar los mecanismos con los cuales estamos manejando el mercado para que estén acordes a las tecnologías que hay disponible hoy, se debe pagar lo justo por la potencia que puedan aportar la renovables como eólica y solar, y se debe gestionar de manera más fácil la entrada de estas tecnologías a la red para que al final se logren mejores precios para los usuarios”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *