Las ‘redes inteligentes’ (o Smart Grid) son un novedoso sistema de distribución de energía que ya goza de varios años en el mercado energético de Europa y Estados Unidos, pero que en Argentina hasta el momento no se ha implementado.

Entre sus principales características: facilita el control del consumo eléctrico, promoviendo conceptos de eficiencia energética; posibilita a la distribuidora o cooperativa eléctrica opciones de tele-comando, que pueden ser leídos remotamente y tienen capacidad de transmitir información a un punto central de monitoreo y control, lo cual permite reparos de líneas rápidamente; y promueve la interacción de usuarios con la red eléctrica por medio de fuentes de energías renovables.

Existen diferentes experiencias piloto de redes inteligentes que se están queriendo implementar en el país, aún todas en etapa de planificación. Una de ellas es el proyecto denominado “Generación distribuida con energías renovables, aportes tecnológicos, sociales, ambientales y económicos de su aplicación en la red inteligente de (la localidad de) Armstrong”, provincia de Santa fe.

Esta propuesta, impulsada por el consorcio PRIER, conformado por la Cooperativa de Provisión de Obras y Servicios Públicos Ltda. de Armstrong (CELAR), la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial INTI, contará con un importante apoyo del Gobierno de Santa Fe tras la firma de un Convenio de Adhesión al Programa de incentivos Prosumidores que se celebrará el día de hoy, a partir de las 10 de la mañana, en sede del CELAR. Participarán de la firma del Convenio la Secretaria de Estado de la Energía de Santa Fe, Verónica Geese, el Subsecretario de Energías Renovables, Maximiliano Neri, autoridades locales y referentes de la CELAR.

“Este nuevo avance posibilitará enriquecer el actual proyecto brindando la posibilidad de que aquellos ciudadanos de Armstrong que desarrollen una instalación de generación con energías renovables puedan conectarse a la red y tener los beneficios que ya se encuentran disponibles para el resto de la provincia conectada a las redes de la EPE”, destacan desde el consorcio PRIER.

Breve descripción ilustrativa del proceso de Redes Inteligentes.

Breve descripción ilustrativa del proceso de Redes Inteligentes.

En las próximas semanas se desarrollará una tarea informativa en la comunidad sobre los aspectos específicos del plan Prosumidores para brindar precisiones acerca de su funcionamiento.

Cabe destacar que el proyecto PRIER contempla la instalación de sistemas solares fotovoltaicos y aerogeneradores de baja potencia conectados a la red de distribución local, en techos e inmediaciones de cerca de 60 viviendas. Además incluye el montaje de una planta fotovoltaica de al menos 200 kilovatios en el parque industrial local, base de un mix de generación distribuida para entregar energía eléctrica a la red de distribución.

Según anunciaron técnicos del PRIER, la red convencional convivirá con la red inteligente y esta última será la encargada de administrar la inyección de energía renovable, integrando la energía eólica y solar en el tendido eléctrico. Se espera que el proyecto entre en funcionamiento durante el año que viene.

Sobre Prosumidores

Este programa tiene como objeto incentivar la generación de energía distribuida mediante energías renovables permitiendo la conexión de usuarios a la red de baja tensión de la Empresa Provincial de la Energía de Santa Fe (EPESF), bajo condiciones técnicas y administrativas específicas.

Lo central de la iniciativa es que dispone de una tarifa promocional de 5,50  pesos por kWh para la energía generada a partir de fuentes de energías renovables. Esta tarifa se compone de un aporte realizado por la EPESF correspondiente al monto que paga la empresa por la energía en el Mercado Eléctrico Mayorista, y un aporte realizado por la Secretaría de Estado de la Energía.

Ello permite facilitar el repago de los equipos e instalaciones de, a través de una compensación monetaria. Cabe aclarar que el programa estipula abrir ventanas de inscripción durante 2 (dos) años consecutivos, con cupos limitados.

Durante su primer año de inyección de energía limpia a la red, los Prosumidores recibirán la tarifa promocional durante 8 años consecutivos, plazo en el que se estima la amortización en los gastos.

Finalizados estos 8 años, los Prosumidores vendrán su energía al precio que la EPE se la compra a CAMMESA (sensiblemente menor). No obstante, los paneles solares, por ejemplo, cuentan con una vida útil de aproximadamente 20 años.

Las instalaciones que ingresarán al Programa de Prosumidores deberán cumplir con la limitación de potencia del inversor: 1,5 kW de potencia nominal máxima.

No obstante, la EPESF y la Secretaría de Estado de la Energía podrán evaluar casos particulares de instalaciones que excedan la limitación de potencia del inversor, quedando a criterio de estos la aprobación del proyecto.