¿Qué esperar de la Licitación de Suministro de Chile tras la presentación de ofertas?

Tras conocerse las entidades que compiten en la convocatoria de 3600 GWh, desde el sector energético analizaron las certezas e incertidumbres del proceso y los posibles precios de reserva que podría imponer la Comisión Nacional de Energía.

El pasado martes, la Comisión Nacional de Energía (CNE) recibió el interés de Enel, Inversiones La Frontera Sur, Innergex, FRV y GR Power para la Licitación de Suministro 2023/01, que pretende abastecer 3600 GWh de consumo de energía eléctrica de clientes regulados a partir del 2027 y 2028. 

Si bien el número de participantes es bajo (el menor desde la Licitación 2013/01 en donde sólo hubo 2 interesados y finalmente se declaró desierta), todavía resta conocer el volumen de energía contenido en las ofertas para esta subasta y los detalles económicos de las mismas. 

Por lo que desde el sector plantearon una serie de incertidumbres y certezas, principalmente por el precio de reserva que fije la Comisión Nacional de Energía (CNE), considerando que el valor techo de la anterior convocatoria rondó entre USD 41 a USD 45 x MWh. 

“El gran dilema es que la autoridad debe lidiar con aumentar el precio techo lo suficientemente para que haya una adjudicación plena a costo de incrementar los valores de los últimos procesos que venían a la baja violentamente; o bien tratar de empujar por precios bajos a riesgo de volver a dejar desierta la convocatoria”, declaró una fuente del sector consultada por Energía Estratégica

Ante ello surge el interrogante de qué sucederá con los precios y desde la industria de las energías renovables de Chile ya empezaron a estimar cuál será el monto máximo que imponga la CNE, y en varios casos se coincide que el bloque horario B (consumos de 8 a 17:59 horas) podría conllevar un menor precio con respecto a los bloques A (0 a 7:59 hs y 23 a 23:59 hs) y el bloque C (18 a 22:59 hs)  

¿Por qué? “El bloque B, por la abundancia de energía solar de costo cero, de la cual hay superávit en Chile, tendría a esperar que haya una distinción horaria del precio techo. Es decir que en los bloques A y C empujaría por montos superiores a USD 50 MWh, mientras que en el bloque B precios muy deprimidos porque el costo de oportunidad de la energía en hora solar es cero”, explicaron desde el sector. 

Es decir que podrían ser valores de reserva superiores a los máximos puestos por la Comisión Nacional de Energía en la Licitación de Suministro 2022, en donde rondó de USD 41 a USD 45 por MWh y que significaron un 10% más respecto de la subasta anterior. 

De todos modos, las propias fuentes consultadas por este portal de noticias plantearon que también se podría dar la posibilidad de que la CNE prorrogue la convocatoria por un año más para lograr mayor competitividad, ya que el suministro en cuestión comenzará a partir de 2027 y 2028. 

“Si se quisiera esperar un año más, se estrecharía la fecha pero seguiría estando a dos años del inicio de suministro pero no sería imposible de alcanzar”, manifestaron.

¿Qué tipo de proyectos se pueden esperar? A pesar que aún existen tales interrogantes en el proceso, también hay una serie de mejoras relevantes en esta Licitación de Suministro, como por ejemplo la oportunidad de ofertar en distintas macrozonas del país y que los participantes ya no están obligados a tomar el riesgo nodal de todo Chile. 

Y si a ello se le agregan los incentivos a la presentación de ofertas mediantes medios de almacenamiento y de generación renovable con capacidad de regulación (hasta USD 15 MWh para cada bloque horario), desde el sector consideraron que es “bastante esperable” que las empresas interesadas hayan incluído storage en sus propuestas y los contratos PPA vuelvan a ser de 20 años. 

Pero los datos concretos de las propuestas recién se conocerán en el transcurso del próximo mes, ya que la fecha de dominio público de la apertura y evaluación de ofertas administrativas será el jueves 18 de abril del corriente año y la exposición de rectificaciones correspondientes una semana después (25 de abril); para luego, el jueves 2 de mayo, efectuar la apertura e inspección de sobres económicos, con el detalle de las nueve empresas interesadas y los precios bloque por bloque.

Mientras que el 8 de mayo se llevará a cabo el acto público de adjudicación de dichas ofertas en caso de finalizar en primera etapa. Caso contrario, se procederá a una segunda etapa de subasta, con presentación de ofertas económicas el lunes 13 de mayo y su asignación al día siguiente.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *