PyMEs de Chile aún aguardan por la ley que las proteja de fraudes en la construcción de centrales renovables

A casi dos años de la media sanción en la Cámara de Diputados y Diputadas, las pequeñas y medianas empresas todavía esperan la legislación y denuncian falta de “voluntad política”.

Más de cincuenta pequeñas y medianas empresas (PyMEs) vinculadas al sector energético de Chile aguardan una solución a la falta de pago y estafas por diferentes servicios prestados en el pasado para la concreción de grandes proyectos renovables de compañías internacional que arribaron al país durante los primeros auges de la transición energética local, principalmente en región de Antofagasta, Atacama y la zona Centro. 

“Varias PyMEs recuperaron dinero gracias a las protestas y tomas de parques durante el año 2021 en la comuna de Maria Elena, pero otras no tuvieron respuesta y algunas están en la quiebra o con embargos de sus bienes particulares”, explicó Mauricio Ocaranza, representante de Ocamaq Servicios SPA (PyME afectadas) y uno de los voceros del grupo de pymes damnificadas, en conversación con Energía Estratégica.

 “El Presidente de la República, Ministerio de Energía, Ministerio de Economía y el Congreso de Chile está en conocimiento de la problemática, por lo que estamos a la espera de la aprobación de la Ley N° 20.416, en tanto que algunas entidades están trabajando en un manual de buenas prácticas, pero lamentablemente sólo sirve que abonen las remuneraciones a las PyMEs”, agregó. 

Si bien hace casi dos años la Cámara de Diputados y Diputadas de Chile dio media sanción a ese proyecto de ley que protege a pequeñas y medianas empresas ante fraudes en la construcción de energías renovables, todavía no hubo avances en el Senado (actualmente se encuentra en Comisión de Economía) y las entidades demandantes reclaman un desenlace favorable en el corto plazo. 

“Lo único que nos interesa es que se apruebe para afirmarnos de algo como PyMEs, luego las modificaciones se podrían hacer una vez se promulgue. Pero lamentablemente no hubo voluntad política para golpear la mesa a las grandes compañías y solucionar los pagos que adeudan, que entiendo no bajó de los 12000 millones de pesos”, manifestó Ocaranza. 

“Igualmente, nos pone contentos que existan proyectos de energía limpia, porque generan mano de obra calificada y nos desarrollarnos profesionalmente como empresa, pero lamentablemente hay compañías y subcontratistas que sólo generaron un daño a las PyMEs e industria energética a través del incumplimiento de pagos”, aclaró.

 Pero ante la falta de una respuesta o conciliación económica, varias empresas damnificadas continúan su lucha a través de diálogos para recuperar el dinero y otras llevan a cabo protestas en los parques renovables ya en operación o en construcción. 

Un ejemplo de ello fue la reciente manifestación en la planta fotovoltaica Las Mesetas, ubicada en el sector de Bypass / Los Rosales, donde se encendieron barricadas y bloquearon el ingreso a la obra.

Pero ese tipo de exigencias parece no ser el último eslabón de las medidas que se analizan entre las PyMEs en peor situación, sino que según pudo averiguar Energía Estratégica, algunos grupos ya piensan en tomar medidas más extremas, desde protestas de mayor duración temporal hasta la propia quema de los parques de generación renovable.

1 Comentario

  1. Danitza Choque Estelo

    Excelente nota, grande Mauricio Ocaranza por el apoyo a todas las pymes afectadas!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *