Pros y contras del modelo de reglamento de generación distribuida en Jalisco 

Si bien desde el sector privado toman a bien que el estado haya trabajado en una propuesta y valora que se puedan generar buenas prácticas en la industria a partir de ella, advierten que ciertas medidas no serían viables y otras tantas irían en detrimento de nuevas inversiones en estas alternativas de generación.

La Agencia de Energía del Estado de Jalisco (AEEJ) propuso un Modelo de Reglamento para la Instalación de Sistemas Fotovoltaicos de Jalisco y la Dirección General de Mejora Regulatoria del Estado de Jalisco, parte de la Secretaría de Desarrollo Económico, realizó un proceso de mejora regulatoria del modelo. 

Durante el periodo de consulta pública entre mayo y octubre del año 2023 se recibieron al menos 18 comentarios de actores participantes del mercado, con determinadas consideraciones por atender y desde la industria advierten que no fueron respondidas y no se contemplaron para el modelo final, generando controversias en su implementación que ya se estaría analizando con algunos municipios del estado. 

La Asociación Mexicana de la Industria Fotovoltaica A.C (AMIF) advirtió por ejemplo que al involucrar a más dependencias, no solo se genera un retraso o una burocratización en los trámites, sino que se abre una puerta más a la discrecionalidad. 

“Más personas van a tener en sus manos la decisión de si se instala o no se instala, si se interconecta o no se interconecta un sistema fotovoltaico. Hoy nos enfrentamos a algo parecido en algunas zonas con el suministrador eléctrico, con el que tenemos que hacer los contratos de interconexión a la red de los sistemas fotovoltaicos, es decir que eso es un problema que ya existe y le vamos a sumar más”, declaró Manuel Gomez Herrera Lasso, director ejecutivo de la AMIF

Y es que el nuevo modelo habilita a intervenir a la oficina de Obras Públicas del Municipio para dar la licencia de construcción o de instalación, y a Protección Civil para vigilar ciertas condiciones de seguridad de la instalación, dependencias que aún no están capacitadas y no tienen la capacidad de cubrir la cantidad de instalaciones que se realizan en el estado mexicano con mayor crecimiento interanual de solar fotovoltaica. 

“Jalisco es líder a nivel nacional en instalaciones de generación solar distribuida y lo que arriesgamos con el reglamento es frenar este desarrollo. Lo vemos así. Creemos que existe el riesgo de que el reglamento se convierta en un obstáculo para el desarrollo de la industria”, señaló el referente de AMIF, en conversación con Energía Estratégica

Ahora bien, la propuesta de trabajar en una regulación no sería un esfuerzo en vano. Aquellos puntos advertidos por el gremio de la industria fotovoltaica podrían ser considerados en pos de hacer caminar una iniciativa viable que no vaya en detrimento de la adopción de la tecnología, ni del sector. 

“Es verdad que cuando se busca la calidad y la seguridad de los usuarios y de terceros es indispensable combatir la informalidad, la competencia desleal y la falta de profesionalismo y para ello es necesario establecer normas obligatorias que fijen una línea mínima”, reza un comunicado de la AMIF.

Y es que el gremio de la industria fotovoltaica insiste en que el espíritu del reglamento es válido y legítimo al tratarse de una regulación para atender cuestiones en la parte estructural de las instalaciones, la aprobación de su construcción y seguimiento al mantenimiento, que son desatendidas en la regulación federal, pero no de la manera planteada por la AEEJ

Entre las sugerencias para hacer más viable la implementación de un reglamento para generación distribuida, la AMIF consideró la aplicación de una ventanilla única virtual de trámites que permita sistematizar la carga de datos y automatizar la aprobación de requisitos técnicos necesarios cuando por ejemplo se tratase de estructuras certificadas que cumplan con especificaciones de fabricantes. 

“Nosotros estamos proponiendo que se instituya un trámite digital que ya tome en cuenta, por ejemplo, cuando se instalan estructuras certificadas y que tienen los rangos de seguridad necesarios, que se pueda validar de forma remota o de forma digital que se está cumpliendo con las instrucciones del fabricante, y en esas estructuras ya no sea necesario generar inspecciones y otros costos y otros tiempos. 

Sin embargo, para las estructuras improvisadas que todavía se instalan en muchos puntos de México, ahí sí consideramos que se exija un estudio estructural y una determinación de los calibres del material, etcétera, de acuerdo con la necesidad del sitio.

La AMIF junto con el Colegio de ingenieros Mecánicos Electricistas de Jalisco, ha reunido a otras ocho organizaciones en la búsqueda de soluciones alternas; este grupo está preparando propuestas que impulsen la calidad y la seguridad y sean aplicables”, concluyó Manuel Gomez Herrera Lasso, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Fotovoltaica A.C (AMIF).

1 Comentario

  1. Georgina Flores

    Otra asociación (AMIF) en Jalisco, si trabaja como IMEPLAN, será puro dañar al ciudadano.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *