El pasado viernes 21, la Superintendencia de Servicios Públicos prorrogó el proceso de la subasta de Electricaribe, que debía definirse esta semana. La nueva fecha será el próximo 20 de marzo.

La decisión se dio luego de que algunas de las empresas interesadas hayan solicitado mayor plazo para definir su estrategia y participación.

Cabe recordar que en la subasta las empresas pueden ofertar por la totalidad de Electricaribe o por alguna de sus dos partes: Caribe Sol, que comprende los departamentos de Atlántico, Guajira, Magdalena y parte de Cesar. Tiene 1,21 millones de clientes, las ventas anuales se calculan en 6.016 GWh, tendrá 9.816 km de redes y las inversiones se presupuestan en 3,7 billones de pesos.

Por otro, Caribe Mar, que se extiende por los departamentos de Bolívar, Córdoba, Sucre y parte de Cesar. Tiene 1,5 millones de clientes, las ventas anuales se calculan en 6.431 GWh, tendrá 27.835 km de redes y las inversiones se presupuestan en 5 billones de pesos.

El Gobierno podrá adjudicar la totalidad de la compañía a un solo inversor o adjudicar sus partes a distintos actores, de acuerdo a cómo se den las ofertas.

Se definió de esta manera para que pueda adjudicarse con mayor facilidad, dado que la compañía de servicio eléctrico opera sobre el 23% de la demanda de Colombia.

Según trascendió, son por lo menos cinco las compañías interesadas: EPM, Celsia, Empresa de Energía de Pereira, Inkia Energy y Electricidad de Portugal (EDP).

Con el nuevo plazo, todas están afinando sus números y analizando si participarán o no. Es que existen una serie de dificultades en la administración de la empresa del Caribe que podrían generar desavenencias.

Por caso, Ricardo Sierra, presidente de Celsia, declaró a la presa colombiana que, a pesar del poco tiempo que falta para la presentación de ofertas, están “revisando una y otra vez” su posibilidad de participación. “Todavía no hemos tomado una decisión definitiva. Aún no sabemos a cuál de los dos mercados entrar”, señaló respecto a Caribe Sol y Caribe Mar.

Entre las dificultades, se encuentran algunas que tienen que ver con los índices recaudatorios. Según a un informe de Superservicios (ver), indica que Magdalena (28%), Cesar (30%) y Guajira (39%) son los tres departamentos con más problemas de pérdidas de energía (las cuales usualmente obedecen a fraude por conexiones ilegales).

Asimismo, teniendo en cuenta otro documento (ver) de la entidad, el índice de recaudo más bajo es el de Magdalena (72,32%), Cesar (76,62) y Guajira (61,46%).

No obstante a ello, EPM manifestó su decisión de participar por Caribe Mar. Una fuente consultada por este medio analizó que esta decisión podría tener que ver con que a la empresa la conviene esta expansión por cuestiones operativas: el departamento de Antioqui, donde presta servicio EPM, es lindante a Bolívar, Córdoba y Sucre.

Si la empresa nacida en Medellín diera este paso, aumentaría su participación en el mercado de distribución y comercialización de energía en Colombia del 23 al 35%, límite permitido por la reciente aprobación del Plan Nacional de Desarrollo (antes el límite era del 25%).

Una tercera fuente consultada por Energía Estratégica comentó que existiría la intención de Empresa de Energía de Pereira (EEP) de aliarse con EPM para ir por la totalidad de Electricaribe. Sin embargo, otros especialistas encuentran esta posibilidad inviable. Ambas compañías no quisieron dar declaraciones al respecto.